La crisis del maíz se desgrana en el Valle

Redacción de El País
Fuente: Fenalce. Gráfico: El País.

Importaciones tienen a 2.500 familias de la región en problemas.

Por lo menos 2.500 agricultores del Valle del Cauca están atravesando por una profunda crisis económica y social, como consecuencia del desmedido ingreso de maíz importado al país.

La denuncia fue hecha por la Federación Nacional de Cultivadores y Leguminosas, Fenalce, gremio que hizo un llamado urgente al Gobierno Nacional para que controle los aranceles a las importaciones de este producto.

Henry Vanegas, presidente del gremio, explicó que debido a los bajos costos de comprar maíz en otros países y traerlo a Colombia, la industria ha dejado de adquirir el producto nacional (que sale más costoso que el importado), perjudicando directamente a los agricultores colombianos.

“El Gobierno bajó el arancel del maíz blanco con el decreto 671, de marzo del 2009, y éste pasó de ser del 30% a regirse por la franja de precios del Sistema Andino. El mes pasado quedó en el 8% y ahora está en el 15%”, explico el directivo.

Fenalce también le exigió al Gobierno que controle el precio interno y que se exija a los compradores absorber la producción nacional, antes de comprar por fuera.

Vanegas aseguró que la situación se ha agravado porque “los precios de los ‘commodities’ en el mercado internacional están bajando y también la cotización del dólar, y ante esas circunstancias el maíz se puede importar mucho más barato. La industria se está llenando de producto extranjero”.

Golpe a las regiones

Según el directivo, la situación más crítica se está viviendo en los departamentos del Valle del Cauca y Tolima, donde las cosechas se han quedado sin vender y el mercado se ha inundado de maíz proveniente de Ecuador y Estados Unidos. “En este momento no se está vendiendo producto en esos departamentos y se aproxima la cosecha de Córdoba, en el mes de agosto, que agudizará más el problema”, dijo Vanegas.

Según la Sociedad de Agricultores y Ganaderos, SAG, hoy existen unas 10.000 hectáreas sembradas de maíz en el Valle, que producen 20.000 toneladas al año.

El presidente de dicha entidad en el Valle, Francisco José Lourido, ratificó que se trata de una situación “muy complicada para el agro”. “Hace siete meses los precios del maíz y de otros ‘commodities’ se habían disparado y el mismo Presidente Uribe incentivó a los agricultores para sembrar, pero lo que se ve hoy son unas condiciones muy complejas, pues el precio se ha caído en más de 30%”.

En maíz blanco el país es casi autosuficiente. El mercado anual es de 900.000 toneladas y Colombia produce 750.000. En maíz amarillo, el mercado nacional es de 4,5 millones de toneladas y solo se producen 1,5 millones de toneladas, es decir que se importan 3 millones de toneladas por año, especialmente de Estados Unidos.

Sin embargo, Vanegas explica que el sector se ha transformado. “El año pasado estaba caro el maíz y teníamos arancel de 30%; ahora el maíz está a mitad de precio en el mercado internacional, los aranceles son bajos y el dólar también está barato. Estamos reventados”. Los agricultores nacionales han dejado de recibir unos $300.000 por tonelada de maíz, pues antes se vendía en $900.000 y ahora se está vendiendo en $600.000.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia