RED POR UNA AMÉRICA LATINA
LIBRE DE TRANSGÉNICOS
BOLETÍN 407



Ganadería y piensos

Cada vez es más común que nuestra fuente de proteína animal provenga de animales criados en sistemas de ganadería intensiva. Esto significa una mayor concentración del sistema alimentario en manos de unas pocas empresas y el desaparecimiento de la producción campesina y la ganadería tradicional.

Por otro lado, los animales son criados en densidades demasiado elevadas para ser ambientalmente sostenibles. En estos espacios no hay capacidad para absorber el estiércol y otros desechos producidos, contaminando las zonas aledañas y contribuyendo al cambio climático, pues ahí se genera emisiones de dióxido de
carbono, metano, óxido nitroso y amoníaco.

Además los animales se crían lejos de donde se produce su alimento. En algunos casos los forrajes viajan de un continente a otro, lo que incrementa el consumo de combustibles fósiles.

Finalmente, la industria avícola y porcícola constituye los principales consumidores de alimentos transgénicos. Se calcula que a nivel mundial el 70% de la producción de maíz y soja están destinados a esta industrias.

En este boletín vamos a analizar el problema de los forrajes. Primero compartimos dos notas sobre la contaminación de dioxinas registradas recientemente en Alemania, y luego hacemos una reseña de una publicación científica hecha por científicos brasileños que da cuenta de impactos de la soja en la salud reproductiva.

Saludos

Coordinación RALLT

=======================================================
GANADERÍA INDUSTRIAL, PIENSO INDUSTRIAL Y DIOXINAS

9 de enero 2010

Alemania quiere contundencia en el caso de los alimentos contaminados con dioxinas que ha afectado a casi 5.000 establecimientos agrícolas y cuyos productos han sido distribuidos por varios países europeos.

Cuando el beneficio económico es el único factor importante para un productor, casos tan graves como el actual de las dioxinas en Alemania no es raro que salgan a la luz con cierta frecuencia. Al fin y al cabo, para una empresa el dinero siempre prevalece sobre el bienestar de los trabajadores, sobre la salud de los consumidores, y no digamos ya sobre el bienestar de los animales, gracias a los cuales (a su explotación) obtienen ese deseado lucro económico.

Y esto ocurre porque desde hace años en la ganadería industrial el animal se ha convertido en un mero factor de producción, así que cuanto más se rebaje el gasto por unidad, mayor será el beneficio a obtener por la empresa productora. Así que con la industrialización de la ganadería los animales son hacinados en condiciones deplorables (cuanto más juntos, menor será la superficie necesaria de la explotación ganadera, y por tanto más rentable), con un régimen de alimentación basada en piensos industriales (más baratos que los cereales) que nada tiene que ver con lo que sería natural y deseable.

En Alemania la alarma sanitaria comenzó la semana pasada cuando se dio a conocer que algunos huevos de granjas alemanas donde las gallinas comían piensos con esas dioxinas habían sido contaminados, y las autoridades dijeron que habían descubierto que algunos alimentos para aves y cerdos habían sido contaminados desde marzo.

Las operaciones en 4.700 establecimientos agrícolas alemanes fueron cerradas y miles de gallinas sacrificadas en ocho estados alemanes, en un intento por impedir que los suministros alimentarios sean contaminados por el pienso afectado que llegó a establecimientos de aves de corral y criaderos de cerdos.

¿QUÉ SON LAS DIOXINAS?
Las dioxinas son compuestos muy tóxicos formados en la quema de desperdicios y en otros procesos industriales, que han resultado muy nocivas para mujeres embarazadas y contribuyen a aumentar las probabilidades para cualquier persona que las ingiera de padecer cáncer. En este caso las dioxinas han pasado a la cadena de producción de alimentos al utilizarse aceites de uso industrial en la fabricación de piensos destinados al consumo animal.

REACCIONES EN ALEMANIA
Alemania pidió el domingo una fuerte acción legal contra los responsables de contaminar alimentos con dioxinas cancerígenas que ha llevado a la prohibición de algunos productos agrícolas. La ministra de Agricultura, Ilse Aigner, describió la conducta que provocó que niveles excesivos de una toxina química entrase en la alimentación animal de "acto criminal".

"Este es un gran revés para nuestros granjeros. Han sido arrastrados a esta situación por las enfermizas maquinaciones de unos pocos", dijo en una entrevista con el diario Bild am Sonntag. "Es difícil librarse de la sospecha, dado lo que sabemos hasta ahora, que esa energía criminal se combinó con una alarmante falta de escrúpulos. El poder judicial debe actuar con dureza".

Los fiscales alemanes que investigan a la compañía responsable de contaminar los piensos con dioxinas ya han dicho que pueden presentar cargos criminales contra la empresa, un distribuidor de aceites para la producción de piensos animales conocido como Harles und Jentzsch.

El sábado, la ministra de Agricultura alemana dijo que los excesivos niveles de dioxina se habían hallado también en algunas granjas alemanas de ave de corral, aunque la carne de pollo contaminada no fue vendida y las gallinas en cuestión fueron sacrificadas y sus cuerpos destruidos.

REPERCUSIÓN INTERNACIONAL
La alerta ha causado también prohibiciones temporales a la importación de carne alemana y productos de ave de corral en Corea del Sur y Eslovaquia, y una caída de la demanda de huevos. Un sondeo de Bild am Sonntag indicó que uno de cada cinco alemanes estaba evitando sus estimados huevos pasados por agua en el desayuno.

Bild am Sonntag también dijo, sin citar fuentes, que el estado de Baja Sajonia preveía que decenas de miles de cerdos habían resultados contaminados por los piensos. Las autoridades agrícolas regionales no respondieron por el momento a los requerimientos para más detalles.

Corea del Sur, que importó un total de 6.266 toneladas de cerdo alemán en 2010, dijo no obstante que los productos ganaderos importados desde Alemania no habían mostrado signos de contaminación.

Autoridades y organizaciones de agricultores han reclamado daños y perjuicios para las granjas que se han visto obligadas a suspender sus ventas, pero la ministra Aigner expresó el domingo sus reservas. "Sería un error iniciar una carrera por las reclamaciones", dijo en declaraciones publicadas por Frankfurter Allgemeine Sonntagszeiting.

AUMENTA LA DEMANDA DE PRODUCTOS ECOLÓGICOS
Mientras en Alemania ha aumentado exponencialmente la demanda de productos ecológicos, que no utiliza pesticidas ni piensos industriales en la cría de animales. Esperemos que no hagan falta más sustos como éste para que los consumidores nos decantemos por el producto ecológico, que es siempre una garantía de salud y sostenibilidad.

Fuente: http://ecologismo.blogspot.com/2011/01/ganaderia-industrial-pienso-industrial.html
(*) Fuente de la noticia y parte de la redacción: Agencia Reuters

==========================================================

UNAS 4.700 GRANJAS CERRADAS EN ALEMANIA POR PIENSOS CONTAMINADOS CON DIOXINAS


Viernes, 7 de enero 2011
Berlín, EFE

El número de granjas avícolas y porcinas clausuradas en Alemania por alimentar a sus animales con piensos contaminados con dioxinas se eleva ya a más de 4.700, informaron hoy fuentes del Ministerio Federal de Agricultura.

Las fuentes destacaron que en la mayoría de los casos se trata de granjas porcinas, a las que se ha prohibido sacrificar a sus animales y comercializar su carne hasta que se certifique que su consumo resulta absolutamente inocuo.

La gran mayoría de las granjas, 4.468 del total, se encuentran ubicadas en el norteño estado federado de Baja Sajonia, que adquirieron piensos contaminados originalmente por el fabricante Harles & Jentzsch, el cual utilizó presumiblemente aceites industriales no destinados al consumo animal o humano.

El Ministerio de Agricultura del septentrional estado de Schleswig Holstein detalló hoy los resultados de los análisis adelantados ayer y afirmó que las grasas utilizadas por esta empresa para fabricar pienso tenían en nueve de cada diez casos una proporción de hasta 78 veces el nivel permitido.

El Ministerio de Agricultura local aseguró que los productos de Harles & Jentzsch contenían ya en marzo de 2010 elevadas proporciones de dioxina, superiores a las permitidas, aunque la empresa no hizo públicos los análisis.

Los productos de otra fábrica en Bösel (Baja Sajonia), asociada a Harles & Jentzsch, también mostrarían niveles superiores de dioxina a los tolerados.

Mientras tanto, el presidente de la federación alemana de Agricultores y Ganaderos, Gerd Sonnleitner, ha cifrado en 40 a 60 millones de euros las pérdidas semanales de los ganaderos afectados por el cierre de sus factorías.

En declaraciones que publica hoy el rotativo "Neuen Osnabrücker Zeitung", Sonnleitner exige que los 25 fabricantes de piensos contaminados con dioxinas responsables del escándalo indemnicen a los ganaderos afectados.

El ministro de Agricultura de Baja Sajonia, Friedrich-Otto Ripke, indicó hoy en Hannover que sus investigadores analizan si la contaminación con dioxinas proviene del uso de viejas grasas recicladas vendidas por la firma holandesa Petrotec, fabricante de combustible biológico.

Mientras, el escándalo de la contaminación con dioxinas de los piensos para animales y la caída en las ventas de productos avícolas y procedentes del cerdo aún no han beneficiado a los productores ecológicos del país, señaló hoy el portavoz de la Asociación Bioland, Gerald Wehde.

Wehde, quien dijo que no tiene cifras, aseguró sin embargo: "supuestamente nos beneficiará, pero en pequeñas proporciones".

Las 21.000 explotaciones animales biológicas tienen hasta el momento una cuota de mercado en conjunto del 3,6 por ciento, lo que se eleva en el caso de la producción de huevos hasta un 6 por ciento.

Medios como el diario "Hannoverschen Allgemeinen Zeitung" revelan hoy que los fabricantes de los piensos contaminados han utilizado durante largo tiempo grasas y aceites industriales no aptos para el consumo animal o humano.

Pese a que el Ejecutivo alemán insiste en que aún no está clara la procedencia de la contaminación, hasta el momento se han localizado en el país 150.000 toneladas de estos productos contaminados y destinados a la alimentación de cerdos y aves.

Aunque todavía no se han valorado las pérdidas, la agencia alemana MEG de análisis de mercado confirmó que, a causa del escándalo, ha caído bruscamente la venta de huevos y productos procedentes de aves y cerdos.

===================================================

UNA DIETA BASADA EN SOJA PUEDE PRODUCIR ALTERACIONES EN EL SISTEMA REPRODUCTIVO

RALLT

Un trabajo hecho por investigadores de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, ellos compararon los efectos del uso prolongado de soja orgánica y soja transgénica en el perfil lipídico y la morfología de los ovarios y el útero en ratas Wistar.

Las ratas fueron alimentadas con tres dietas diferentes desde el destete hasta su sacrificio a los 15 meses de edad. Las tres dietas consistieron en:

• el grupo control (GC), recibió una dieta basada en caseína
• el segundo grupo tuvo una dieta a base de soja orgánica (OSG)
• el tercer grupo tuvo una dieta en base a soja transgénica (GMSG).

No hubo diferencias en el consumo de alimentos o en el nivel de isoflavonas entre los grupos.

En comparación con el grupo control CG, tanto en las ratas que recibieron soja orgánica (OSG) como transgénica (BMSG), se registraron reducciones significativas en el peso corporal.

La densidad de volumen del epitelio glandular endometrial fue mayor en el grupo alimentado con transgénicos en comparación con los otros dos grupos. La densidad de longitud del epitelio glandular endometrial fue menor en los dos grupos alimentados con soja.

El grupo alimentado con soja transgénica tuvo una reducción en el número de folículos y un aumento en el número de corpus luteus o cuerpo amarillo. El corpus luteus es una masa glandular del ovario, formada por un folículo ovárico que ha madurado y expulsado el óvulo; si el óvulo fue fecundado, el cuerpo lúteo aumenta de dimensiones y persiste varios meses, si no ha ocurrido fecundación, el cuerpo lúteo se degenera y se contrae. El cuerpo lúteo secreta progesterona (que mantiene viable al feto durante el primer trimestre, hasta que la placenta produzca suficiente progesterona).

En suma ambas dietas basadas en la soja resultaron en una reducción en el peso corporal y un contenido de triglicéridos y colesterol bajos. Se observaron alteraciones en la morfología uterina del ovario, por lo que los autores sugieren que el uso prolongado de dietas con base a soja puede resultar en desórdenes reproductivos. Ellos señalan que si bien la soja puede resultar beneficiosa para hembras post-menopáusicas, ésta puede tener efectos negativos en los órganos preproductivos. Los autores sugieren que se requiere hacer más investigación al respecto.

Los resultados de esta investigación debe llamarnos la atención sobre nuestra alimentación, pues el principal consumidor de soja a nivel mundial es la industria avícola (50% del comercio mundial) y porcícola (25%), y cada día aumenta más el consumo de pollo y puerco en nuestras dietas.

Fuente:
The Impact of Dietary Organic and Transgenic Soy on the Reproductive System of Female Adult Rat. F. B. BRASIL, L.L. SOARES, T. S. FARIA, G T. BOAVENTURA,
F. J. BARCELLOS SAMPAIO y C. F RAMOS. Rec Anat, 292:587-594, 2009.


-----Adjunto en línea a continuación-----


Comentarios

Entradas populares de este blog

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia