Estudio de Impacto de OGM en América Latina

San José, Costa Rica, 28 de febrero, 2011 (IICA). Verificar si las semillas transgénicas plantadas en una zona pueden movilizarse, por medio del viento o la polinización de las aves, y mantener sus rasgos en el nuevo ambiente o transmitirlos a especies silvestres es una de las preguntas que un nuevo estudio sobre biotecnología y bioseguridad busca responder.
Si bien ya se han desarrollado este tipo de estudios en otras regiones del mundo, como Estados Unidos o Europa, este estudio es pionero en analizar la realidad de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en Latinoamérica.
El Proyecto “Construcción de capacidad multi-país en acatamiento del protocolo de Cartagena en Bioseguridad” se efectuará en Brasil, Colombia, Costa Rica y Perú; en cada país se estudiarán cultivos específicos.
La presentación del Proyecto Costa Rica se realizó este jueves 24 de febrero en la Sede Central del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), donde estuvieron presentes varias organizaciones ambientalistas.
“La biotecnología es aún un tema en desarrollo en América Latina, vemos países con una industria consolidada, como Brasil, y otros que apenas están empezando a experimentar en el campo. Esto genera que existan muchas dudas y mitos, que van a poder ser esclarecidos a través del estudio”, sostuvo Bryan Muñoz, especialista en Biotecnología y bioseguridad del IICA.
En Brasil se estudiará la yuca, en Perú la papa, en Costa Rica el algodón y el arroz y en Colombia el maíz, el algodón y el arroz. El proyecto no sembrará OGM, sino que se centrará en la observación de los ya existentes y se extenderá hasta julio del 2012.
“En Costa Rica, con el arroz, queremos analizar si existe migración de rasgos a los alrededores, si existe dispersión por aves, si existe dormancia, es decir, si al dejar de cultivar quedan semillas en el campo y si germinan con sus características”, expresó Federico Albertazzi, especialista del Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular (CIBCM) de la Universidad de Costa Rica, ente encargado de desarrollar el proyecto en el país.
Albertazi agregó que “en general, queremos concluir si los OGM causan un impacto en el ambiente, si es así cuál es ese impacto y en qué porcentaje, para que se puedan tomar las acciones del caso en materia de bioseguridad con datos duros de la misma región y no procedentes de otras áreas, como se ha hecho hasta ahora”.
El estudio también analizará el impacto socioeconómico de los productos transgénicos –el costo-beneficio de la tecnología para los productores— y además posee un componente de capacitación en valoración, monitoreo, manejo y comunicación de riesgo para las entidades encargadas de tomar decisiones y para la comunidad técnica y de investigación.
El IICA brindará asistencia en la organización de foros para presentar los avances del proyecto y en charlas de capacitación.
Los fondos del Proyecto son otorgados por Global Environment Facility (GEF) y administrados por el Banco Mundial. A nivel regional, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) será el encargado de la supervisión, mientras que cada país tendrá agencias ejecutoras: en Brasil el Centro de Investigación Ambiental de EMBRAPA y la Universidad Estatal de Campiñas, en Colombia la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (CORPOICA), en Costa Rica el CIBCM y en Perú el Consejo Nacional del Ambiente (CONAM), la Universidad Nacional Agraria La Molina y el Centro de Internacional de la Papa (CIP).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales