Más movilizaciones y más garrote para quienes se movilizan en Colombia

Cuantas movilizaciones más necesita esta sociedad para entender que el problema de hoy es estructural y requiere soluciones de fondo?
Por: Mauricio García A.
Los Campesinos, más no sus representantes gremiales, se han movilizado por sectores: lecheros, paneleros, cafeteros, paperos, algodoneros etc. Se movilizaron luego conjuntamente provocando la solidaridad de la mayor parte de la población colombiana. Y hoy se movilizan los indígenas, aunque no es la primera vez.
Dirá el señor Presidente, su Ministro de Defensa y su séquito Uribista que: ¡es toda una cofradía de la izquierda y las FARC para provocar el caos nacional, a lo cual el gobierno no cederá un milímetro! Y es así como vemos a la fuerza pública ensañarse con estas gentes del campo para impedir que bloqueen las vías y puedan difundir sus problemas y propuestas en los medios masivos de comunicación, que solo cubren las noticias cuando ya no se puede ocultar el problema.
Desde el 12 de octubre miles de indígenas se volcaron a las vías con su consigna centenaria: tierra, territorio y cultura. No se cansan de exigir sus derechos. Y es que no es para menos, más de 500 años resistiendo tienen que servir para algo.
Pero todo este caos de movilizaciones campesinas e indígenas, que no afro (negros dirán otros), no se pueden ver de manera aislada, como se pretende hacer ver por el gobierno y muchos sectores campesinos e indígenas. Los paperos creen que si les compran la papa se va a resolver el problema, al igual que los lecheros. Este problema es estructural y toca a toda la sociedad colombiana. Me atrevo a decir sin ser experto en la materia que es el coletazo de una crisis global generada por el neoliberalismo. Y valdría preguntar a los expertos si en otros países ya se dio el fenómeno y cuales han sido sus efectos. Si se resolvieron o están latentes los problemas que los originan.
Algunos de los problemas estructurales:
1.       Privatización de los bienes comunes por parte de empresas transnacionales: agua, tierra, semillas, alimentos y conocimientos, bienes comunes que están siendo objeto del acaparamiento global por parte de grandes empresas transnacionales que quieren controlar el mercado de estos, que afectan directamente a las comunidades rurales, poseedoras y guardianas indiscutibles hasta hace poco de ellos y las han acorralado por medio de leyes que las expropian y las expulsan de sus territorios. En este caso los centros de poder han acomodado la frase: el interés público está por encima del particular, pero  a nombre de las transnacionales y no de las comunidades. Es así como llegan las empresas mineras, hidroeléctricas, agroindustrias, transgénicos, etc, etc. etc. a los territorios y se instalan en nombre de la democracia y por el desarrollo.
2.       Ciudadanos desposeídos, acríticos y enajenados: en las ciudades y el campo se ha conjugado una serie de situaciones para que gran parte de la población, especialmente los jóvenes crezcan, se eduquen sin identidad, sin apego a la tierra, sin futuro. El “no nacimos p´semilla”, es aún vigente. Grandes masas de población desposeída de sus tierras, territorios e identidad son desplazadas hacia los centros urbanos a una situación de no futuro, pero es que ya lo han perdido en su terruño y la ciudad se convierte en el último refugio, la última alternativa, donde se puede vivir, o mejor sobrevivir, con el dinero aunque no se trabaje.
3.       Democracias cuestionables: el sentido del gobierno en manos del pueblo sigue siendo una utopía, hasta el punto de poderse pensar como no viable. Y más aún en un mundo globalizado, donde el poder de las transnacionales es tal que ya no importa su ubicación, ni forma. Pareciera que el poder de las transnacionales se ha instalado en cada una de las personas, especialmente citadinos, a quienes se les hace imposible la vida sin tecnología, la naturaleza les asusta y el dinero es su única forma de relacionarse con el mundo. Cuándo podremos votar por la elección de gobernantes de Estados Unidos o Europa? O por los directivos de una empresa transnacional que contrala el mercado de alimentos o las semillas? Si estas cosas no son posibles para que seguimos hablando de democracia?






Comentarios

Entradas populares de este blog

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia