Francia prohíbe cultivo de maíz transgénico MON 810

Francia prohíbe el cultivo de maíz transgénico basado en el principio de precaución. Principio qué Uruguay nunca ha tomado en cuenta

El ministerio francés de Agricultura prohibió el sábado por decreto la comercialización, la utilización y el cultivo de maíz genéticamente modificado MON 810, producido por el grupo estadounidense Monsanto.
La comercialización, la utilización y el cultivo de variedades de semillas de maíz procedentes del maíz genéticamente modificado MON 810 (…) quedan prohibidos hasta la adopción (…) de una decisión definitiva”, estipula el decreto, publicado en el diario oficial.
Estaba ya previsto que una proposición de ley que prohíbe el cultivo de maíz transgénico fuera debatida en el parlamento francés, el próximo 10 de abril.

“Principio de precaución”
Pero el ministerio de Agricultura consideró que había “urgencia”, “debido a la cercanía del inicio del período de siembra” para establecer una prohibición, invocando el “principio de precaución”.
“Según datos científicos fiables y muy recientes investigaciones internacionales, el cultivo de semillas de maíz MON 810 (…) presentaría graves riesgos para el medio ambiente así como un riesgo de propagación de organismos dañinosconvertidos en resistentes”, indica el texto.
Los Estados de la Unión Europea tienen la posibilidad de prohibir en su territorio un OGM autorizado por la UE.
Pero Francia quiere modificar una propuesta de la Comisión Europea para ampliar y consolidar los motivos por los que un Estado miembro puede negarse a cultivar un OGM en su territorio, si lo autoriza Bruselas.
París quiere que cada empresa productora de OGM “solicite a cada Estado una autorización para cultivarlos”, precisó recientemente el ministro de Agricultura, Stephane Le Foll. AFP

Uruguay autoriza maíz Mon 810 en contra de la sociedad uruguaya
Uruguay autorizó el cultivo del maíz Mon 810 en agosto del 2003. Desde antes de su autorización hubo manifestaciones en contra desde distintos sectores de la sociedad, incluyendo miembros del parlamento, Universidad de la República, Dirección Nacional de Medio Ambiente, productores y sociedad civil organizada. Incluso los actuales senadores Ing. Agro. Ernesto Aggazzi y Nin Novoa, con otros miembros del parlamento, en mayo del 2003 interpelaron al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ing. Agro. Martín Aguirrezabala, por considerar que la autorización del maíz Mon 810 no era adecuada para nuestro país.
En ese entonces se apeló al principio precautorio. Lamentablemente no se logró detener la autorización al cultivo del maíz Mon 810 ni a cumplir con el principio de precaución.
Ningún argumento se tomó en cuenta, nada fue suficiente para detener la autorización de su producción y comercialización. Durante estos últimos diez años no sólo se ha cultivado este maíz sino que se han aprobado otras variedades de maíz transgénico, incluso con observaciones por parte de algunos integrantes del comité de bioseguridad.

Evaluación del cultivo
El cultivo de maíz transgénico ha significado pérdida de semillas criollas, maíces que productores conservaron por generaciones y generaciones, se han cruzado y contaminado con maíz transgénico.
Con el aumento del área de cultivos transgénicos ha aumentado el uso de agrotóxicos. Tal es el caso de la atrazina, herbicida altamente contaminante para el agua y que se utiliza principalmente en el cultivo del maíz. Residuos de esta sustancia han sido encontrados en la cuenca del río Santa Lucía que abastece el 60 por ciento de la población uruguaya. Su eliminación es difícil y extremadamente cara, resultando en un gasto que todos pagamos.
Para dar la autorización del maíz transgénico nunca se tuvo en cuenta el principio de precaución. La evaluación estuvo basada en las ganancias que esto significaría para la industria. No se ha tenido en cuenta el perjuicio que tendría para la población. Su cultivo ha creado situaciones problemáticas que tienen que ver con la salud de la población, con la alimentación y con el medio ambiente.
Uruguay, tiende a mirar a los países europeos y a ponerlos como ejemplo. Podría ser esta una oportunidad para al menos hacer una evaluación de lo que realmente ha significado el cultivo de los maíces transgénicos en nuestro país.

RAPAL Uruguay
Marzo 2014

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia