Monsanto se apodera de las semillas en América


Comunidades defienden semilla criolla frente a MONSANTO

Transnacional de semillas ha desplazado a cinco compañías salvadoreñas en 4 años
Por Alfredo Carías (*) 
SAN SALVADOR - La empresa estadounidense Monsanto completó en julio del año 2008 la compra de la compañía regional Semillas Cristiani Burkard (Alfredo Cristiani presidente de la república entre 1989 y 1994), de origen salvadoreño. Con esta adquisición, la mayor productora de semillas del mundo controla actualmente el 70% del mercado de El Salvador y gran porcentaje del centroamericano, poniendo en riesgo la soberanía alimentaria, esto llevo a muchas comunidades a protestar frente a la sede de Monsanto en El Salvador en el año 2007, “Estamos aquí para denunciar la crisis que se manifiesta con los transgénicos, sabemos que los agricultores arraigados a sus costumbres, a la recuperación de semillas, estamos hoy amenazados con la propagación de semillas transgénicas,  clamaba en un megáfono una de las mujeres participantes de la manifestación.
 
La compra de la empresa de semillas salvadoreña, con sede en Guatemala, se  produjo simultáneamente a la aprobación de la entrada de semillas transgénicas en El Salvador, provocando que las comunidades protestaran frente a la Casa Presidencial durante el mandato del ex mandatario Antonio Elías Saca en el año 2010, “No tenemos tierras, no tenemos insumos, somos un pueblo de Cuisnahuat de extrema pobreza, lo insumos están tan caros, por eso queremos subsidio y no queremos semillas transgénicas en el municipio, con voz quebrantada exclamó la campesina Rosa Izabas.
 
Sin embargo, ante la invasión de semillas transgénicas hay esfuerzos comunitarios de rescatar la semilla nativa como es el caso de las comunidades de San Julián en Sonsonate y en las comunidades de Tacuba en Ahuachapán, como es el testimonio de Marta Alicia Ramos una de las agricultoras de la zona.
 
También existen esfuerzos de organizaciones ambientales que hacen estudios, investigaciones y propuestas de legislaciones a favor de la semilla nativa, así como el promover la organización comunitaria y la movilización de la ciudadanía para defender la soberanía alimentaria frente a esta gigantesca compañía transnacional Monsanto, que es la que manipula el mercado alimentario, destaca el ecologista Mauricio Sermeño, “se calcula que sus ingresos anuales rondan por los 20 mil millones de dólares esto es comparativo con las ganancias que pueda tener una petrolera”, señalo, Sermeño.
 
En Solo 4 años Monsanto ha desplazado a 5 empresas locales de semillas, mientras va expandiendo otros productos como agrotóxicos, químicos y biotecnología. Ante esto los campesinos, agricultores y ambientalistas continúan la lucha por el rescate de la semilla nativa a través del intercambio de experiencias agroecológicas, la implementación de santuarios de semillas criollas, la práctica del trueque que recobra importancia en épocas de crisis económica, y principalmente en casos de la inflación  dado que el dinero pierde en gran medida su valor en el mercado.
(*) Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES)
http://www.contrapunto.com.sv/prensa-ciudadana/comunidades-defienden-semilla-criolla-frente-a-monsanto

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales