Maíz transgénico pone en peligro el maíz nativo y los pueblos del maíz

2.- NO AL INGRESO DEL MAÍZ TRANSGÉNICO EN AMÉRICA LATINA, PORQUE PONE EN PELIGRO AL MAÍZ NATIVO Y A LOS PUBLOS DEL MAÍZ

El maíz es el resultado de un milenario proceso de domesticación y mejoramiento, llevado a cabo por comunidades campesinas a lo largo de todo el continente americano, y más tarde por comunidades agrarias en todo el mundo.

Este cultivo es parte esencial de la mayoría de sistemas productivos de los pueblos de América Latina, y está presente en la mayor parte de sus prácticas espirituales y rituales, así como en la vida cotidiana.

Pero el maíz nativo está en peligro, por ser el cultivo más manipulado por la industria semillera y biotecnológica.

La principal amenaza que enfrenta nuestro maíz nativo y criollo es la manipulación genética. Por medio de la ingeniería genética, al maíz se le ha introducido genes de virus, bacterias o algas para hacerlo inmune al glifosato y otros herbicidas, y/o tolerante  a dos tipos de insectos; para que produzcan plásticos, combustibles, vacunas y otros productos industriales.

El maíz transgénico se está expandiendo en nuestra región: cuna y centro de diversidad de este cultivo. Al momento existen ya millones de hectáreas con maíz transgénico en Argentina y Brasil. Se cultiva en menor escala en Colombia, Uruguay y Honduras, Paraguay, Panamá, y Bolivia, y en México se han aprobado ya siembras experimentales… 

En realidad ningún país de América Latina está libre de esta amenaza.

Ya se ha reportado contaminación genética de las variedades de maíz criollo y nativo en México y Perú, donde ni siquiera se ha aprobado su siembra.  Por otra parte, la expansión del agronegocio sobre territorios campesinos ha hecho que cada vez se cultive menos maíz de la manera tradicional, y que la milpa o la chacra, sea reemplazada por grandes monocultivos que transforman el maíz en balanceados destinados para alimentación de animales de granja, y que sobre los campos se arrojen grandes cantidades de agrotóxicos (plaguicidas y fertilizantes sintéticos).

El maíz transgénico avanza en países donde este cultivo es parte importante de la cultura campesina e indígena, poniendo en riesgo, no sólo la integralidad del cultivo, sino también las culturas asociadas.

La Red por una América Latina Libre de Transgénicos hace un llamado a los países reunidos en la MOP7 que se declare una prohibición al ingreso del maíz y transgénico en América Latina, por se el centro de origen y diversidad de este cultivo.

Y demanda a los países donde ya se siembra, que se haga una reducción paulatina hasta su total desaparición del maíz transgénico en América Latina.

Que se promueva una recuperación de los maíces nativos, los que son parte de nuestro patrimonio cultural.

Documento de RALLT presentado a la COP 7

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia