¿QUIEN ESTÁ DETRÁS DE LAS INUNDACIONES EN LA CUENCA DEL RIO SINU EN EL DEPARTAMENTO DE CORDOBA?

S.O.S. RIO SINÚ


Corre sobre llanuras, selvas y montañas, un infinito viento generoso que en una inmensa e invisible bolsa va recogiendo todos los sonidos, palabras y rumores de la tierra nuestra. El grito, el canto, el silbo, el rezo, toda la verdad cantada o llorada por los hombres, los montes y los pájaros va a parar a esa hechizada bolsa de viento…
(Atahualpa Yupanqui, 1965)

Santa Cruz de Lorica (Bajo Sinú), octubre 15 de 2008


El culpable de las actuales inundaciones ocurridas en la cuenca del río Sinú en el departamento de Córdoba no es la gran cantidad de lluvias como se le pretende hacer creer a la opinión pública local, nacional e internacional. El origen de este gravísimo problema es la irresponsable construcción y puesta en operación de la central hidroeléctrica URRA I. ¿Por qué?:

1. Desde que entró en funcionamiento, en 1999, la central hidroeléctrica URRA I ha generado un progresivo deterioro de las riveras del río Sinú, por lo que técnicamente se conoce como “Pulso Diario”; lo que corresponde exactamente al cambio brusco de la cantidad de agua en el río. De 6 (pm) de la tarde a 10 (pm) de la noche la empresa genera energía a su máxima capacidad, mientras que de 11 (pm) de la noche a 5 (pm) de la tarde del día siguiente la empresa solo permite salir el mínimo caudal obligatorio. Por eso vemos que el río diariamente sube y baja de nivel. Es precisamente este cambio de nivel lo que ha causado el debilitamiento de las riveras del río Sinú en más de 600 puntos entre Montería y Tinajones. Esto se traduce en un mayor riesgo de inundación por la salida de cauce del río por dichos puntos críticos. La ruptura de uno de esos puntos, ubicados en el corregimiento de Carrillo, municipio de San Pelayo, causó la trágica inundación del año pasado (2007).

2. Para que la empresa URRA S.A. ESP, obtenga sus máximas ganancias económicas por generación de energía requiere siempre de mantener el embalse de 1400 millones de metros cúbicos de agua a su máximo nivel posible. Cada metro cúbico de agua almacenado en el embalse vale dinero, por eso siempre que puedan mantienen el embalse lo más lleno posible. Esta situación hace que no tenga capacidad para regular las grandes crecientes del río Sinú en época de lluvias. Antes por lo contrario, lo que hacen es prolongar artificialmente las crecientes con el único fin de ganar más dinero por generación de energía. Prueba de ello es que el año pasado (2007) ocurrió la inundación más prolongada de la que se tenga registro en la cuenca media y baja del río Sinú. Las inundaciones iniciaron en Mayo y terminaron en Noviembre con enormes pérdidas para la gente y grandes ganancias para URRA S.A. ESP.

3. Desde que se empezó a promocionar por parte de los gobiernos de turno y empresarios privados la construcción del proyecto hidroeléctrico del alto Sinú, a principio de la década de los años 50, se han desecado alrededor de 65.000 hectáreas de humedales. Más de la mitad de esa desecación ha ocurrido durante los últimos diez (10) años. Esto significa que la capacidad natural de los humedales de regular el cauce del río, absorbiendo directamente las grandes crecientes y luego liberándolas gradualmente, prácticamente ha desaparecido.

Los mismos que han causado el desorden el río Sinú, provocando inundaciones prácticamente todos los años, ahora dicen que URRA II (Proyecto río Sinú) es la solución a las inundaciones. ¡¡¡MENTIRAS NO SE DEJE ENGAÑAR!!!.

Tomado del Boletín Informativo de ASPROCIG - COLOMBIA

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia