Resguardo Indígena Cañamomo - Lomaprieta. Territorio libre de transgénicos.

Un alto precio por un aparente beneficio.


Los organismos transgénicos pueden contaminar y/o esterilizar nuestras semillas tradicionales provocando su desaparición, la pérdida de nuestra biodiversidad, la soberanía alimentaria y efectos nocivos en la salud humana. Además, los transgénicos necesitan de abonos, semillas y venenos altamente costoso y tóxicos que son producidos por las mismas empresas que manejan estas semillas con el fin de crear una dependencia de agroinsumos y de alimentos en los agricultores.


En Colombia el gobierno nacional ha autorizado la siembra de tres tipos de maíz y una variedad de algodón transgénico, sin realizar las consultas y los estudios adecuados. Frente a esta situación, diferentes organizaciones indígenas, campesinas, afrocolombianas y comunitarias, universidades, ligas de consumidores, ONG`s, movimientos ambientales y sindicatos, vienen denunciando y realizando una serie de acciones en contra de la introducción de semillas y alimentos transgénicos en el país.


La amenaza de la introducción de semillas y cultivos transgénicos en nuestro territorio exige que las comunidades locales discutan medidas que protejan la agricultura con el fin de salvaguardar nuestro patrimonio genético y de biodiversidad. Una de estas medidas sería la declaratoria de zonas libres de transgénicos, mediante un proceso de sensibilización, educación y recuperación de semillas y conocimientos tradicionales, que en nuestro país ya tiene el precedente con el pueblo Zenú, que desde el 2005 declaró su resguardo indígena de San Andrés de Sotavento como "Territorio libre de transgénicos"


Tomado del plegable de Semillas de Identidad 2008, Resguardo de Cañamomo y Lomaprieta. Riosucio y Supía, Caldas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales