Mujeres de Nicaragua al rescate de las semillas criollas

Por Francisco Mendoza S. | Dinero

650 mujeres al rescate de semilla criolla
Semilla criolla rescatada y conservada. FRANCISCO MENDOZA/END
 
Mujeres de quince comunidades del municipio de Santa María de Pantasma, en el departamento de Jinotega, se dedican al rescate, resguardo y diseminación de la semilla criolla. Ellas ven en esta semilla de identidad la mejor forma de garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de la familia, de la comunidad, del municipio, del departamento y del país.
El proyecto, que estaba dirigido a 320 mujeres del municipio de Santa María de Pantasma y que logró al final aglutinar a 650 que se han organizado en colectivos y cooperativas, fue posible gracias al financiamiento de la Unión Europea por medio de Action Aid y ejecutado por la Fundación Mujer y Desarrollo Económico, Fumdec. En él se invirtieron 180 mil euros en el fortalecimiento de las mujeres productoras, que les permita, además de la seguridad alimentaria y nutricional, mejorar los ingresos económicos.
Blanca Azucena Pérez Díaz, de la comunidad El Charcón Número Dos, dijo que el proyecto está dirigido a garantizar la producción de granos básicos, de maíz y frijol criollos, para asegurar la seguridad alimentaria de la familia y la comunidad, ya que mucha gente que no produce les compran a ellas, porque saben que son granos naturales y sanos. Además se trabaja con tubérculos y plátanos, entre otros.
Pérez aseguró que las semillas criollas no son iguales a las variedades, pues son más nutritivas y sabrosas, por lo que instó a los demás productores a seguir sembrando y conservando la semilla criolla, que fue el alimento que nos dejaron nuestros ancestros.
Sin químicos

Ana Elba López Vásquez, vicealcaldesa, señaló que la semilla criolla no contiene químicos, ya que se trabaja tradicionalmente; su manejo agronómico es a base de machete y los fertilizantes son orgánicos, lo que permite tener una semilla más dura, dulce, de mejor gusto y de calidad, por lo que agradeció a Fumdec, al INTA y Action Aid, porque los han capacitado en la producción de semilla criolla, su conservación y manejo, señaló.
Por su parte, la directora de Action Aid, Lesbia Julia Morales, dijo que el proyecto dejó tres grandes acciones importantes. La primera de ellas es que las mujeres estén produciendo semilla para la siguiente cosecha y la alimentación. A esto se agrega la calidad del insumo, ya que son semillas accesibles, producidas por ellas mismas, quienes las mejoran y las tienen a disposición de otras mujeres. Y un tercer nivel de importancia es que las mujeres, con el trabajo que han hecho, han aportado a la Ley 765, que está dirigida al fomento de la producción agroecológica y orgánica y a la ordenanza municipal de promoción, conservación y protección comunitaria de la semilla que ha dictado el Gobierno municipal.
"Además de estos hay otros, pero hay uno más, que no es menos importante que los demás, y es el prestigio que cobran las mujeres, la valorización que hacen ellas mismas, el nivel de autoestima que tiene la mujer campesina de Santa María de Pantasma para poder decir nosotras somos productoras eficientes, que garantizamos insumos para el futuro de las generaciones de este municipio", concluyó Morales.
Registrar semilla
La directora de Fumdec, Marlene Rodríguez, señaló a su vez que están haciendo la entrega del cierre del proyecto a las mujeres de Pantasma sobre la protección de la semilla criolla, el que, además de ser financiado por Action Aid y la Unión Europea, fue ejecutado bajo la supervisión y coordinación técnica del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, INTA, aseguró.
“El inicio es parte de la estrategia de soberanía y seguridad alimentaria que Fumdec propuso en el municipio, por lo que esa estrategia es parte del proyecto que se inició organizando a las mujeres, luego se fueron formando bancos de semillas, pero había al inicio muy poca experiencia, por lo que se hizo la propuesta a la Unión Europea y Action Aid, la cual fue aprobada y hoy, a un año de haber iniciado, estamos concluyendo con buenos resultados, aunque para las mujeres comienza, ya todo queda en sus manos", concluyó.
Las mujeres productoras de semilla criolla del municipio de Santa María de Pantasma sostuvieron que no se quedaran solo con producir semilla, sino que van a seguir trabajando hasta lograr tener una semilla criolla registrada, para que después no venga una empresa a adueñarse de su semilla y ponerle un nombre a lo que es de ellas.
En este municipio jinotegano, uno de los más grandes en producción de granos básicos del departamento, no se permite la siembra de semillas transgénicas de las grandes compañías, ya que la ordenanza lo prohíbe, pero además hay un estricto control para que no entre semilla ni de contrabando, aseguró la vicealcaldesa Lizet Hernández.

"(El proyecto) es parte de la estrategia de soberanía y seguridad alimentaria que Fumdec propuso en el municipio".
Marlene Rodríguez,

directora de Fumdec.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni/economia/317213-650-mujeres-al-rescate-de-semilla-criolla

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales