jueves, 29 de marzo de 2012

La Minería en Colombia y la Movilización de las Comunidades Afectadas

Sogamoso, 27 de marzo de 2012
Equipo de Comunicación COSPACC

Comunidades de los municipios de Socotá y Socha en el nororiente del departamento de Boyacá, completan una semana de protesta contra los proyectos de explotación de carbón que adelanta la empresa COLOMBIAN CLEAR POWER, en las zonas altas de páramo de
esta provincia.
Los pobladores de la región denuncian que el desarrollo de la minería en la zona afectara los acuíferos que surten a más de diez acueductos municipales, destruirá ecosistemas endémicos del páramo y generará impactos atmosféricos, debido a las emisiones de partículas solidas.
Los lugareños también se sienten afectados por la falta de empleo, los sobrecostos en la canasta básica, la carencia de vías, el abandono estatal y los conflictos sociales que se han agudizando con la llegada de estas empresas mineras.

Foro de Productores de Maíz y Algodón de Córdoba, Colombia Afectados por las Semillas Transgénicas

COMITÉ DE AGRICULTORES MAICEROS Y ALGODONEROS DE CORDOBA

COMUNICADO A TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

“FORO REGIONAL PARA EL RESCATE DEL CULTIVO DEL ALGODÓN Y MAIZ”

Invitamos a todos los Alcaldes de los Municipios afectados, a la Clase Política, Autoridades Gubernamentales Militares y Religiosas, La Industria Conexas, La Academia, Los Comerciantes, Agricultores y Medios de Comunicación a este FORO, que haremos en el Centro Cultural Raúl Gómez Jattin de Cereté, este jueves 29 de Marzo a partir de las 9:00 A.M.

TEMARIO:

 Impacto social que esta generando la crisis que atravesamos con los graves problemas que tienen los productores agropecuarios.

 Acuerdos suscritos con el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Agricultura, el pasado 23 de marzo en la Ciudad de Bogotá.

El presente comunicado de radio, prensa y televisión, es firmado a los 27 días del mes de marzo de 2012.
Agradecemos la puntual asistencia.

Fdo. Fdo. Fdo.
ROSMY ROJAS LUIS FERNANDO MIRANDA ALVARO PINEDA

Alerta: TLC Colombia y EEUU. Esta Semana Aprueban en Senado Convenio UPOV 91

La ofensiva neocolonial del TLC con Estados Unidos
Por Carlos Tobar

Fuente: Diario del Huila (http://www.diariodelhuila.com/noticia/25618)

Con diligencia digna de mejor causa el gobierno nacional, está tramitando en el congreso varios proyectos de ley que implementan los acuerdos contenidos en el Tratado de Libre Comercio-TLC con los EE.UU. Dos de ellos llaman la atención por la celeridad con la que ha avanzado el trámite en las instancias congresionales: uno, el de derechos de autor, presentado el 20 de marzo, fue aprobado el día 23, en sesión conjunta de las comisiones segundas de Senado y Cámara. ¡En tiempo record de dos días! El segundo, que aprueba el convenio sobre protección de obtenciones vegetales, presentado a finales de diciembre del año pasado, también entre el 20 y 23 de marzo, surtió trámite en sesión conjunta de las comisiones conjuntas de Senado y Cámara. Sin debate, sin análisis alguno de sus implicaciones. Como se dice vulgarmente “a pupitrazo limpio”. Se espera que esta semana haga tránsito en sesión plenaria (¿conjunta?) de Senado y Cámara, para su aprobación definitiva y poderlas llevar el gobierno de Santos ante el “procónsul” norteamericano, señor Obama en el próximo Encuentro de las Américas.

Aunque ambos temas son de gran complejidad y, es prácticamente imposible abordarlos de manera completa en un espacio como este, si quisiera así signifique una simplificación extrema, traducir a mis amables lectores, sus contenidos principales.
El de derechos de autor, es la ley SOPA (en EE.UU.) o la ley Lleras (en Colombia), ambas abortadas en los respectivos congresos porque, en el fondo, conllevan la autorización a los gobiernos a ejercer censura sobre los contenidos en Internet, y porque busca, a toda costa, preservar los derechos monopólicos y abusivos de propiedad intelectual de las grandes multinacionales norteamericanas del entretenimiento y la televisión. La conocida como “ofensiva de Hollywood” que entre otras exigencias, impone la reducción de la participación de programas de producción nacional en la franjas triple A.

El segundo, tiene un contenido monopólico igualmente grave, pero de mayor connotación económica práctica para Colombia. La aprobación del Convenio UPOV 91, como se le conoce en el ámbito internacional de la propiedad intelectual, establece las condiciones para patentar plantas y genes animales y vegetales, bajo el modelo de EE.UU. Este modelo permite patentar variedades vegetales, plantas de reproducción asexuada, invención de plantas y animales (OGM), y genes que puedan ser introducidos en planta y/o animales. La pretensión de patentar la vida, lleva a la privatización de derechos ancestrales en organismos vivos (vegetales y animales) y favorece exclusivamente a las multinacionales de la biotecnología, tipo Monsanto.

Estas multinacionales, haciendo uso de la biopiratería pueden patentar especies nativas de cualquier país, y obligar a quien quiera usarlas a pagar derechos de explotación de semillas y sus productos. Para poner un solo ejemplo, miremos el caso del fríjol amarillo mejicano: hace unos años un ciudadano estadounidense patentó una variedad que en la práctica era el fríjol amarillo cultivado por ese pueblo. A la luz de los acuerdos de libre comercio entre EE.UU. y México, entabló demanda contra los agricultores mejicanos por el uso indebido de esa semilla que según la regulación UPOV 91, era de su propiedad. El equivalente al ICA en México se vio obligado a perseguir la semilla “ilegal” de los agricultores y a exigir la siembra de semillas certificadas.

Estos temas son “dos pendejaditas”, según argumentan los burócratas del gobierno nacional, frente a los “beneficios” del tratado. ¿Será que nuestro paisano, el senador Carlos Ramiro Chávarro, uno de los ponentes en el tema de derechos de autor, comprende la dimensión de la autorización que van a conceder? ¿Entienden los congresistas colombianos las implicaciones sociales y económicas de esas determinaciones?

Declaración de RAPAL sobre Soberanía Alimentaria

RAPAL

Declaración de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América latina – RAPAL -Sobre la defensa de la Soberanía alimentaria en el marco de la Reunión Regional de la FAO. Buenos Aires, Marzo de 2012

Soberanía implica ejercer nuestra autonomía para decidir en una situación o hecho determinado, en el caso de la Soberanía Alimentaria implica el derecho de los pueblos, las naciones y las comunidades a decidir qué y cómo producir; a preparar, almacenar y, distribuir nuestros alimentos. Es el derecho a acceder a alimentos adecuados, sanos, seguros, nutritivos y culturalmente apropiados y a producir los alimentos en forma sustentable y ecológica. Es el derecho a acceder a los bienes naturales, como la tierra, el agua, las semillas y la biodiversidad, para su uso en forma apropiada. En la actualidad no solo como concepto, sino como práctica social y cultural la soberanía, nuestro derecho a decidir, se halla en una crisis de involución.

Determinados procesos globales, como son la concentración de la propiedad de la tierra, la intensificación en las necesidades de capital y el monopolio de la cadena agroalimentaria en manos de un grupo reducido de transnacionales agroquímicas y de la biotecnología, y factores internos, propios de nuestros países, hacen a que las cuatro dimensiones relativas a la soberanía alimentaria; la producción, el acceso, la continuidad y la calidad de los alimentos se hallen en permanente dificultades.

Existe un fuerte incremento de los precios internacionales de los commodities agrícolas, desde el año 2002 a la fecha se produjeron aumentos en los precios del maíz trigo y soja cercanos al 300%. Este incremento se corresponde con que los productos agrícolas se han transformado en un producto de la especulación de los mercados financieros, determinando que el precio se relacione más con el fin de lucro, el precio del oro, el del petróleo que con las reales existencias de alimentos dadas las actuales posibilidades de producción. Dado que las semillas y los alimentos se han transformado en simples mercancías, las alzas de precios derivadas de la especulación determinan a su vez la imposibilidad de acceso a amplias franjas de la población, aún la residente en aquellos países productores de alimentos.

La calidad de los alimentos que se producen, distribuyen y consumen en nuestros países también merece nuestra atención dado que los modos de producción implican la utilización de semillas transgénicas y una creciente utilización de plaguicidas, que pueden permanecer en los alimentos aún después de la misma cosecha. Los alimentos que se consumen en nuestros países contienen residuos de plaguicidas altamente peligrosos, que pueden generar enfermedades crónicas como cáncer y alteraciones del sistema endocrino. Además, en muchos países de la región se importan o producen alimentos transgénicos que se venden sin etiquetado, de manera que los consumidores no pueden ejercer su derecho a optar por alimentos producidos sin semillas alteradas geneticamente.

El avance de los monocultivos –altamente demandantes de plaguicidas y de agua - como la soja, la palma aceitera, las plantaciones forestales ligados a la agroindustria de exportación, por sobre las siembras de especies destinadas a la alimentación de las comunidades, determina una menor disponibilidad de alimentos y en muchos casos ha generado contaminación y escasez de agua o pérdida completa del agua necesaria para el desarrollo de los cultivos y la subsistencia de productores familiares. La agricultura campesina está siendo forzada a utilizar semillas híbridas de alto costo, impuestas por el mercado y las entidades de gobierno. Los apicultores ven amenazada la producción y exportación de miel por el avance de los cultivos modificados geneticamente en la región los cuales han determinado la contaminación de una parte de su producción con polen transgénico. En la mayoría de los países del cono sur la soja transgénica, dada su rentabilidad y escaso requerimiento de mano de obra, reemplaza a los cultivos de trigo, frutas, a la papa y a las hortalizas con el consecuente impacto social, ambiental, cultural y político. A su vez el avance el cultivo de especies destinadas a su utilización como biocombustibles agrava el problema.

Los megaproyectos agropecuarios, forestales y mineros basados en el simple concepto de rentabilidad, producen una ocupación del territorio, expulsando a las comunidades campesinas e indígenas que desde siempre cultivaron, recolectaron, cazaron y pescaron en ese espacio de producción y vida. El avance de la frontera agropecuaria, de la megaminería y la industria forestal por sobre los lugares de asentamiento, producción y recolección, caza y pesca de comunidades de pueblos originarios y campesinas y ecosistemas naturales no hace más que condenarlas a una alimentación deficiente en calidad y cantidad. La pérdida de medios de vida, del agua y las semillas repercute con mayor fuerza en las mujeres campesinas e indígenas, por el papel que juegan en la agricultura y la producción y recolección de alimentos.

Tampoco podemos olvidar que el cambio climático impacta en la producción de alimentos. Un cambio climático del cual la agricultura industrial a partir del uso de plaguicidas, fertilizantes y la cría y engorde de animales estabulados también es responsable. La alternancia de procesos de lluvias y sequias ha hecho mas imprecisa la producción agropecuaria y con ello el precio y acceso a los alimentos.

Debemos enfocar la problemática de la soberanía alimentaria dentro de una estrategia de desarrollo, requiriendo discusiones y decisiones a nivel político que aseguren que todos los programas de producción de alimentos tengan como primera y más importante prioridad, satisfacer las necesidades alimentarias de sus comunidades, y sólo después de ello se atienda a las necesidades del comercio.

Debemos pensar, analizar e implementar una Política de tierras que encare no solo la distribución adecuada de las mismas sino los regímenes de tenencia y uso que permita una adecuada planificación y modo de utilización sustentables con control ciudadano.

Una política impositiva basada en la equidad y progresividad de los impuestos que realmente permita una redistribución de los ingresos.

Es inexorable la discusión de una política tecnológica diferente a la que ofrecen los gobiernos aliados a las transnacionales productoras de plaguicidas y semillas transgénicas y dentro de ella una política de apoyo a la investigación y valorización de las semillas campesinas, resistiendo las presiones y regulaciones que empujan a las comunidades campesinas e indígenas entrar en la dinámica de la propiedad intelectual y las patentes, y promoviendo la gestión local de casas o guardianes de las semillas, así como restableciendo la práctica de su intercambio a nivel local y regional. Es necesario apoyar y extender las crecientes experiencias de huertos urbanos, derivados de la existencia de ciudadanos y ciudadanas que desean una alimentación sana, así como del hecho de que en la ciudad viven cada vez más pobladores que proceden del campo y han sido expulsados de sus comunidades por los procesos ya descritos.

Por último se requieren políticas específicas que alienten la producción de alimentos sanos, sin transgénicos ni plaguicidas para todos los habitantes de nuestros países, aquí se deberán pensar entre otros, elementos relativos al etiquetado, el monitoreo de residuos de plaguicidas en los alimentos, las exenciones impositivas, subsidios diferenciales, impuestos diferenciales, créditos, sin olvidar la investigación y difusión tecnológica adaptadas a las diferentes culturas. El apoyo de los Estados a la producción agroecológica debiera expresarse asegurando un mercado ligado al abastecimiento de las escuelas, establecimientos fiscales y hospitales públicos con productos producidos con métodos agroecológicos.

La agricultura siempre fue una actividad compleja dada la necesidad de obtener, procesar, transmitir información de origen ambiental, ecológico, económico y cultural. En la actualidad es mayor la cantidad de información a procesar y problemas a resolver por lo cual se requiere no solo mayor acompañamiento del estado sino organización por parte de los productores.

Se debe valorizar a la agroecología como el único modo de producción y relacionamiento entre los seres humanos y con los bienes naturales que garantiza la sustentabilidad y estabilidad de los agroecosistemas y el acceso a una adecuada alimentación. Para alcanzar estos fines se requiere la adopción de medidas políticas y sus instrumentos asociados que lleven a una mayor comprensión de los procesos y a la adopción de prácticas. Así mismo una mirada crítica a las modalidades actuales de consumo que en definitiva son las que presionan a todo el sistema productivo rural, las organizaciones de consumidores deben conocer todas las implicancias de salud, sociales y ambientales que genera la actual situación.

Hay que avanzar hacia métodos de certificación social de la producción agroecológica y apoyar la lucha de las comunidades respecto al uso y control ciudadano de sus territorios amenazados por megaproyectos agrarios, mineros e industriales. La lucha por alcanzar la soberanía alimentaria está ligada a los procesos que llevan adelante los movimientos sociales en nuestros países para cambiar el modelo de desarrollo impuesto, que no sólo tiene elevadísimos costos sociales sino ya ha mostrado su incompetencia a nivel global.


Red de Acción en plaguicidas y alternativas de cambio de América Latina RAPAL

Impactos de los Cultivos Transgénicos en España

CONVERSATORIO CON MARÍA ISABEL VIAL:
“ESPAÑA: 15 AÑOS CONVIVIENDO CON TRANSGÉNICOS”

María Isabel Vial es una chilena que vive en Galicia, España. Participa en la Plataforma Gallega Antitransgénicos y la Red de Semillas Gallegas. El 9 marzo 2012 ella nos presentó la charla “ESPAÑA: 15 AÑOS CONVIVIENDO CON TRANSGÉNICOS”, donde nos informó de la situación de los transgénicos en España y los impactos que éstos han causado. Agradecemos a la Fundación Heinrich Boll que nos facilito una sala para este evento.

España es el único país de Europa que tiene plantaciones comerciales de transgénicos además de campos de prueba. En el año 2011 se autorizaron 97.000 ha, de cultivos comerciales y experimentos de campo en unas 120 parcelas. El 42% de los experimentos con transgénicos que se realizan en Europa se llevan acabo en España. Los cultivos autorizados son maíz (MON 810), remolacha, papa y algodón, y las mayores compañías son Monsanto, Bayer y Pioneer.

Entre las cosas sorprendentes que nos contó Isabel son las siguientes:
Hasta el 2010 no se informaba la localización de los transgénicos, pero el tribunal europeo de justicia sentenció en marzo de 2009 que la población tiene derecho a saber la localización exacta de los campos de cultivo experimental. Gracias a ello, se ha obligado al estado español a informar, siendo estos datos publicados por organizaciones sociales, sufriendo ellas hostigamiento por parte de las multinacionales.

EL Estado Español subsidia los cultivos transgénicos, paga 400 euros a los agricultores por hectárea de maíz transgénico sembrado. Además les asegura a las transnacionales una compra mínima de estas semillas y subvenciona con financiación pública estudios de biotecnología y experimentos.

Las leyes de semillas son tan restrictivas que no se puede vender ni intercambiar otras semillas que no sean las convencionales, los agricultores están obligados a usarlas y se les prohíbe guardar, plantar y comercializar sus propias semillas tradicionales.

También en España hay prohibición de comercio ambulante de plantas medicinales y estas solo se venden en farmacias y tiendas especializadas. Incluso de prohibió la Stevia hasta el 2011, pues las compañías están desarrollando una Stevia transgénica.

IMPACTOS DE LOS TRANSGÉNICOS EN ESPAÑA
La liberación de transgénicos en España ha causado severos impactos.

Contaminación de cultivos orgánicos y pérdida de certificación
España ha sufrido la contaminación de cultivos orgánicos de maíz. En Aragón el 2007, 75% del maíz orgánico se ha contaminado, asimismo en Albacete, lo que ha significado la perdida de la certificación orgánica, devolución de las exportaciones, caída del precio del maíz y pérdida de mercado de maíz orgánico. Incluso los agricultores de los maíces contaminados han debido pagar derechos de patentes a las empresas. Como resultado las regiones contaminadas han perdido la capacidad de alimentar orgánicamente a la población y sus animales. Existe una falta total de control por parte del Estado Español para detener la contaminación.

La coexistencia entre cultivos orgánicos y transgénicos ha sido imposible. Se reporta la presencia de variedades ilegales de transgénicos, presencia de campos experimentales no autorizados, venta de maíz transgénico a los agricultores sin informar su procedencia, semillas transgénicas en sacos de semillas híbridas, siendo el objetivo de las empresas contaminar a los agricultores para que abandonen sus cultivos orgánicos.



Dificultades en el desarrollo de la agricultura orgánica
La producción orgánica ha sufrido aumento de los costos de certificación. Muchos agricultores han decidido abandonar la certificación oficial y han adoptado sellos propios locales. No hay ayuda o subvenciones a la agricultura orgánica en el país.

Perdida de variedades de maíz tradicional
El maíz autóctono “Gran Rouge Vasque” del País Vasco ha desaparecido con la inclusión de maíz de Pioneer. Asimismo el maíz autóctono “Del Queixal” de Cataluña. Esto implica una pérdida de la soberanía alimenticia.

Contaminación de miel
La miel en España se ha contaminado por contener trazas de polen transgénico. Los apicultores ya no pueden comercializarla en Europa, solo en el mercado nacional.

ACCIONES
En España hay 5 comunidades autónomas libres de transgénicos que son: Asturias, País Vasco, Galicia, Islas Canarias e Islas Baleares. Además hay 150 comunas con 13 millones de personas que viven en territorios libres de transgénicos.

Existe además un fuerte movimiento a favor de las semillas. Se creo la Red de Sementes (red de semillas), que realiza intercambios periódicos y apadrinamiento de semillas de forma anónima para evitar persecución. Está la Plataforma Gallega contra los Transgénicos y la Red de Semillas de Galicia. Se realiza anualmente la semana estatal de lucha contra los transgénicos a favor de la soberanía alimentaria.

LECCIONES PARA CHILE
La experiencia de España es una verdadera alerta para Chile de lo que viene en el futuro cercano en el tema transgénico.

La situación es bastante similar en la desregulación y hasta el 2011 en la desinformación, pero España ha subsidiado estos cultivos y obligado a los agricultores ha utilizarlos. Además ha avanzado bastante en restringir los derechos de los agricultores sobre sus semillas tradicionales, haciendo ilegal guardar o comercializar estas semillas. Chile va en ese camino si se aprueba el proyecto de ley que implementa el convenio UPOV 91.

Es preocupante además el avance en España para restringir el desarrollo de la agricultura orgánica y la perdida de mercados, asimismo la situación de la miel contaminada con polen transgénico y las dificultades para exportar a Europa. Esto ocurre igualmente en Chile.

A pesar de ser España un país “desarrollado”, miembro de la Unión Europea, vemos que no es garantía para parar los transgénicos. Debemos estar alertas sobre los cambios que se quieren instaurar en Chile en estas direcciones a favor de los intereses de las transnacionales que tienen como su principal objetivo la total dependencia de la agricultura a sus semillas y sus químicos, la desaparición de las semillas tradicionales vía leyes restrictivas y contaminación generalizada y el socavamiento de la producción orgánica de alimentos y el autoabastecimiento.

Informe preparado por María Isabel Manzur
Fundación Sociedades Sustentables
mimanzur@chilesustentable.net

Mayor información:
María Isabel Vial

Marzo 2012

miércoles, 28 de marzo de 2012

En Cuestión Semillas Transgénicas para la Sequía en Argentina

Fuente: Boletín 467 RALLT

LAS SEMILLAS PARA LA “SEQUÍA” (HAHB4)

Andrés Carrasco

"En la actualidad y sin semillas probadas en campo y su real perfomance respecto de humedad, salinidad, plagas existentes, los cálculos de regalías de 75 millones de dólares para el CONICET y el incremento de renta agraria de10.000 millones de dólares, publicados en los medios cercanos al gobierno, parecen por lo menos temerarios a juzgar por los datos y antecedentes disponibles."

En su discurso la presidenta, por lo menos, ocultó datos acerca del gene de la "sequía" (HAHB4). Este gene un factor de transcripción que sostiene la activación del acido jasmonico asociado a diversos metabolismos al estrés abiótico (agua y sales) y biótico (otros organismos) fue aislado del girasol hace 10 años por la Dra. Raquel Chan en la UNL observando que las plantas experimentales transgénicas (Arabidopsis thaliana) resistían mejor a la falta de agua y el incremento de la concentración salina de cloruro de sodio publicado en el 2002. Fue en el 2004, no ahora, que fue patentado por la UNL, Bioceres (Grobocopatel) y el CONICET. Versiones preocupantes señalan que esa patente genero un conflicto en la propiedad de la patente que nunca vio a luz pública pero que si obligo al CONICET durante el periodo del anterior presidente el Dr. Charreau a revisar y rediscutir las presentaciones de las patentes.

En el 2008 descubrieron que la sobre-expresión de esta proteína reguladora tambien "ahuyentaba" a insectos, hecho que motivo alguna publicacion sobre el posible impacto en el uso de insecticidas. La aparición de un socio yanqui, Arcadia, junto a Bioceres (ambos tienen la explotación por 20 años) para desarrollar semillas hace presumir que las mismas no están listas para ser plantadas mas bien hay que desarrollarlas y probarlas a campo probablemente con colaboración extranjera. O sea que aunque como “se hizo sin Monsanto”, estamos de pie y listos para competir con la empresa en el mercado global de semillas. El sueño de Argentina Potencia esta cada vez mas cerca. Como el del tren bala.

Pero en la actualidad y sin semillas probadas en campo y su real perfomance respecto de humedad, salinidad, plagas existentes, los cálculos de regalías de 75 millones de dólares para el CONICET y el incremento de renta agraria de10.000 millones de dólares, publicados en los medios cercanos al gobierno, parecen por lo menos temerarios a juzgar por los datos y antecedentes disponibles.

Mas bien parece una de medida armada para un anuncio político generado en la frustrante gestión mercantilista del ministro del área. Información que la presidenta pudo y debió haber confirmado en el desarrollo histórico de un proceso de 10 años de investigación científica.

Esto sin considerar que ya existen numerosas variedades naturales de semillas de maíz y trigo adaptadas a distintas condiciones de campo que fueron desarrolladas durante cientos de años en procesos de adaptación en los lugares naturales por combinación de germoplasma. Y que una vez desarrolladas estaban listas para ser usadas con seguridad.

No es cierto “que se hayan ahorrado miles de años de evolución”. Eso es desconocer la evolución e identificar un procedimiento experimental traumático como la transgénesis, con proceso de adaptación gradual, donde el proceso mismo integra el medio ambiente al comportamiento de los cambios del genoma. En fin, relatos que se construyen sobre la lógica de la ciencia que buscan legitimar las nuevas e inseguras tecnologías.

Si estas reflexiones son ciertas, flaco favor se le hace a la ciencia, aunque sea insoportablemente reduccionista y positivista, para su percepción social.

Ya no se trata de identificar verdad con utilidad sino deformar la realidad de acuerdo a la conveniencia y oportunidad dentro de un relato falaz e inconsistente. Este es un ejemplo claro de cómo se manipula el sentido del conocimiento científico al servicio del mercado y los agronegocios.

Andres Carrasco Lab. Molecular Embryology School of Medicine UBA - CONICET ARGENTINA acarrasco@fmed.uba.ar - rqcarras@gmail.com http://andresecarrasco.blogspot.com/

martes, 27 de marzo de 2012

Apicultores Piden Moratoria de 10 Años a Transgénicos

Piden apicultores de 24 países detener siembra de transgénicos

ELIO HENRÍQUEZ
Corresponsal

Periódico La Jornada
Lunes 26 de marzo de 2012, p. 42

San Cristóbal de las Casas, Chis., 25 de marzo. Unas 70 organizaciones de productores de miel de 24 países, que participaron en la Segunda Conferencia Mundial de Apicultura Orgánica pidieron al titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Francisco Javier Mayorga Castañeda, que se detengan las siembras a cielo abierto y la extensión de permisos de semillas transgénicas, al menos durante 10 años en la península de Yucatán, Chiapas y otras zonas del país, con el propósito de obtener información sobre los daños que provocan a su actividad.
La siembra de semillas transgénicas amenaza a la apicultura y a sus organizaciones, las cuales han permitido resolver problemas en el campo como el desempleo y la migración a Estados Unidos, dijeron productores de miel en una carta enviada a Mayorga Castañeda, así como a Juan Rafael Elvira Quezada y Salomón Chertorivski Woldenberg, titulares de las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Salud, respectivamente.
“Debido al amplio rango de pecoreo (recolección de polen y néctar) de las abejas –de dos a 14 kilómetros de radio–, es imposible evitar que se acerquen a los cultivos transgénicos a cielo abierto, ya que la flor de la soya produce un néctar atractivo para éstas”, lo que implica contaminación de la miel, además de que el polen de maíz también les atrae, manifestaron en la carta, respaldada por más de 400 firmas.
Agregaron que es imposible la coexistencia entre la producción de miel orgánica y la siembra de productos transgénicos, como soya, maíz y otros cultivos, ya que las normativas de certificación orgánica internacional consideran a la miel y sus derivados como productos naturales libres de cualquier sustancia extraña.
Afirmaron que lo anterior lleva a la pérdida internacional de mercados, sobre todo del europeo, principal comprador de la miel mexicana, debido a la decisión de la Corte de la Unión Europea, que implica una tolerancia cero a transgénicos.
Aseguraron que en 2011, el sector apícola sufrió el rechazo de contenedores de miel por presencia de polen transgénico, lo que ha ocasionado pérdidas económicas a los productores.
Consideraron que ello es una seria amenaza para la apicultura en nuestro país, ya que ésta genera un ingreso de divisas por 83.87 millones de dólares, para 41 mil familias de apicultores en el país, que trabajan con 1.8 millones de colmenas, las cuales generan también servicios de polinización a cultivos, con ingresos anuales aproximados por 65 millones de pesos.
Los asistentes a la conferencia, que finalizó este domingo, reiteraron su petición de que así como ocurrió con Perú, se dé una moratoria de 10 años de uso de cultivos transgénicos, hasta que se demuestre científicamente que no hay riesgos a la salud, al ambiente y a la biodiversidad.
Subrayaron que la apicultura es una de las mejores oportunidades para la generación de ingresos en amplias regiones rurales del país.

lunes, 26 de marzo de 2012

Sistemas productivos campesinos

Con Valter Da Silva (MPA Brasil): multiplicando semillas y produciendo autonomía campesina

Cuidar la semilla multiplicándola y con familias campesinas en el campo es la consigna con la que el Movimiento de Pequeños Agricultores de Brasil, (MPA) organiza su Fiesta Nacional de la Semilla Criolla que se realizará en Santa Catarina en el próximo mes de abril.

Según su coordinador, Valter Da Silva, quien participa de la III Conferencia Especial para la Soberanía Alimentaria, la identidad de este movimiento es la reivindicación de la economía campesina, como economía de sistema productivo y no como “cadena” de dependencia hacia el capital y el comercio transnacional.

Valter dialogó en extenso con Radio Mundo Real puntualizando que como parte de La Vía Campesina de Brasil y de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo las implicancias que adquiere el concepto de Soberanía Alimentaria en la actual coyuntura de crisis económica y alimentaria a nivel mundial.

Asimismo analizó de qué manera el campesinado puede cumplir con la tarea de alimentar a la población mundial y atemperar el cambio climático, indicando que su organización, que agrupa a unas 100 mil familias instaladas en varias regiones de Brasil, produce unas dos mil toneladas de semillas anualmente, algunas de las cuales han tenido como destino las huertas escolares de Brasil y también programas de fomento a la agricultura en Venezuela.

El líder agricultor campesino también señaló que su organización se nutre de cientos de cuadros técnicos e incluso religiosos que comparten la filosofía del movimiento que camina a la par del Movimiento Sin Tierra. Y aclaró: “ellos luchan por la tierra, nosotros desde la tierra”.

En otro orden Valter criticó la idea de “productor familiar” en el sentido de que limita y torna dependiente al agricultor de determinadas “cadenas productivas”: “nosotros como campesinos hablamos de la creación de sistemas productivos que son muy diferentes al agronegocio y donde incluso puede tener lugar la producción de energía renovable que si lo visualizamos así es bien distinto por ejemplo al monocultivo de la caña”.

En Chile Transparencia sobre Cultivos Transgénicos

Histórico fallo de Consejo para la Transparencia confirma el fin al secreto sobre transgénicos

por Alianza por una Mejor Calidad de Vida/ Red de Acción en Plaguicidas de Chile (RAPChile)
Viernes, 23 de Marzo de 2012

Boletín de prensa

Santiago de Chile, 23 de marzo de 2012.- María Elena Rozas, a nombre de la Alianza por una Mejor Calidad de Vida/RAP Chile, valoró hoy el fallo definitivo del Consejo de Transparencia presidido por Alejandro Ferreira, que puso fin al secreto sobre la ubicación exacta de los cultivos transgénicos, al resolver por unanimidad ratificar el fallo emitido en 2010. El fallo –de 36 páginas, seis más que en la decisión original- fue publicado el 21 de marzo en el portal del Consejo, y acoge el derecho a saber planteado en el recurso de amparo (Rol C59-09) interpuesto contra el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). En 2010 la mayoría de las empresas productoras de semillas transgénicas, encabezadas por la transnacional Monsanto apelaron del fallo ante la Corte de Apelaciones, que en 2011 lo objetó en la forma ordenando al Consejo repetir el procedimiento. Señaló María Elena Rozas: “Esta es una decisión trascendente, porque termina con el secretismo impuesto por Monsanto y sus socios chilenos, sienta jurisprudencia y alienta la participación social en el debate sobre los transgénicos. Para las empresas, entre ellas la semillera de Erik y Ena von Baer, que han sido también parte del lobby de las citadas corporaciones, fue insostenible seguir defendiendo el secreto ante los perjuicios ya evidenciados en el caso de los apicultores cuya miel se contaminó con polen de maíz y soya transgénica. Las organizaciones y comunidades podrán ejercer libremente su derecho a saber la ubicación exacta de los cultivos transgénicos de exportación, para defender sus cultivos o actividades de la contaminación, resguardar las semillas y la soberanía alimentaria.”
En enero de este año, el Consejo para la Transparencia, cumpliendo lo dispuesto por la Corte de Apelaciones, llamó a una audiencia pública marcada por la ausencia de los productores de transgénicos convocados a presentar nuevas pruebas. En cambio, la coordinadora de la Red de Acción en Plaguicidas Chile, María Elena Rozas y su abogado Rodrigo Mora (Pro Acceso) solicitaron mantener la decisión inicial del Consejo a favor del derecho a saber. Acompañaron a María Elena Rozas, respaldando su petición de acceso a la información, Italo Bozzi y Marcelo Rodríguez, presidentes de FEDEMIEL, y Red Nacional Apícola, respectivamente; Diego Santa Cruz, por la Corporación de Desarrollo Apícola; Mónica Rodríguez y Marcos Pérez, dirigentes de los apicultores de la VI Región, y Guillermo Riveros, presidente de BioBio Orgánico.
Interés Público
La decisión del Consejo afirma en esta nueva redacción del fallo, que el interés público de conocer esta información se ve reforzado por lo señalado en la audiencia por los apicultores respecto de que al ignorar donde se cultiva y acopia semilla transgénica, no pueden evitar que sus abejas produzcan miel a partir de dicho polen, y esto “incide en el régimen de etiquetado, presentación y publicidad de estos productos y en su precio, perjudicando a los productores nacionales de miel”,
María Elena Rozas agrega finalmente: “El fallo del Consejo de Transparencia constituye una victoria ciudadana sobre las transnacionales agroquímicas y semilleras, que es motivo de aliento para todos los sectores afectados por los cultivos transgénicos. Esta es una actividad que ofrece riesgos para la comunidad, y para la agricultora convencional y orgánica, la fruticultura, apicultura, y vitivinicultura. Además, la transparencia que hemos logrado hoy para los cultivos debe extenderse también a los alimentos transgénicos. Los consumidores tenemos el derecho a elegir alimentos sanos libres de transgénicos, por tanto, debemos exigir que se apruebe el proyecto de ley que establece obligatoriedad de rotular los alimentos transgénicos y que se encuentra actualmente en segundo trámite constitucional, sin urgencia. Asimismo, redoblaremos nuestra campaña “Yo No Quiero Transgénicos en Chile” en pro de una moratoria a los cultivos transgénicos y a favor de una agricultura y alimentación sana y libre de plaguicidas y transgénicos.”
Alianza por una Mejor Calidad de Vida/ Red de Acción en Plaguicidas de Chile (RAPChile), integrada por:
• Asociación Nacional de Mujeres Indígenas (ANAMURI) asalariadas@anamuri.cl
• Corporación de Investigación en Agricultura Alternativa (CIAL) cial@cial.cl
• Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) observatorio@olca.cl
Más información: 09 8858227
02- 6997375 (mañanas)

Más antecedentes
Un precedente importante
Para la Alianza por una Mejor Calidad de Vida/RAP-Chile este fallo sienta un positivo precedente de transparencia que el gobierno debe tomar en cuenta en el proyecto enviado al Senado con el fin de extender los cultivos transgénicos al mercado interno. Este proyecto mantiene el secreto sobre esos eventuales cultivos. La Alianza rechaza la iniciativa legal que busca la expansión de los transgénicos, por sus impactos en la biodiversidad, la soberanía alimentaria y la salud de los chilenos, especialmente de las comunidades de zonas rurales. Existen cada vez más investigaciones que asocian los transgénicos y su paquete tecnológico de plaguicidas, con problemas crónicos como tumores, aumento de infertilidad y otros. También están gravemente afectados los intereses de todos los productores agrícolas convencionales y orgánicos, de los apicultores y los derechos de los consumidores. Los transgénicos resistentes a plaguicidas, van asociados a un mayor uso de agroquímicos como glifosato, lo que está comprobado ampliamente en Argentina y otros países del mundo.
Tres años de dilación
La Alianza por una Mejor Calidad de vida (RAP/Chile) interpuso el recurso de amparo por denegación de información el 4 junio de 2009, primer día de vigencia de la Ley de Transparencia. Al cabo de una acuciosa investigación, el 25 de junio de 2010 el Consejo para la Transparencia notificó su resolución a María Elena Rozas al SAG y a Monsanto, entre otras empresas que intervinieron como terceros opuestos a la entrega de información. Los descargos empresariales sumaban aproximadamente 20.000 fojas. El 17 de julio de 2010, Monsanto apeló ante la Corte de Apelaciones de Santiago contra el Consejo de Transparencia acusándolo de ilegalidad por la resolución dictada pero se desistió en noviembre de 2011. Persistieron en la apelación Anasac –propiedad de Monsanto- y los socios menores de la transnacional: Agrícola Aken Seeds; Agrícola Green Seed; Agrícola Winter Seed; Semillas Tuniche; Mansur Agricultural Service; Generación 2000; Agrícola Puruntun; Massai AgriculturalServices; Agrícola Huenchuñir y Hueche; Semameris; Pinto y Gajardo S.A.; Semillas KWS Chile; Sociedad Agrosearch; Cis Semillas; Hytech; Semillas Limagrain; junto a Erick Von Baer, Juan Francisco Gebauer Burmester y Nilo Lizama Arias.
En estos tres años los productores de transgénicos, apoyados por un bufete importante de abogados, no sólo acudieron a la Corte de Apelaciones, sino al Tribunal Constitucional de Chile, desplegando un intenso lobby para revertir el fallo inicial del Consejo para la Transparencia. Sin embargo la convicción, la persistencia y la unidad de las organizaciones ambientales y sociales que conforman la Alianza por una Mejor Calidad de Vida, sumados al respaldo de la campaña Yo NO Quiero Transgénicos en Chile, rindieron finalmente sus frutos.
Otros fundamentos del fallo
El Consejo se apegó a los fundamentos de su resolución inicial, porque: “…mantener en reserva la ubicación de los lugares de cultivos transgénicos, no suministrará beneficios o ventajas.... Al contrario la publicidad de la información –dentro de un tema tan relevante como el medioambiental– proveerá, en opinión de este Consejo, un mayor beneficio para la sociedad y para el debate y la opinión pública”. Cita asimismo similar jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Corte Europea (febrero de 2009). En sus conclusiones, el Consejo para la Transparencia “declara que dicha información es pública y que, habiéndose rechazado todas las causales de secreto o reserva legales invocadas en el procedimiento, se procederá a acoger el amparo en esta parte. A mayor abundamiento, debe señalarse que el conocimiento de la información requerida permite el control social del procedimiento que utiliza el SAG para la internación y liberación en nuestro país de los OVM, así como para su fiscalización, existiendo un alto beneficio al revelar dicha información. En efecto, esto permitirá que el debate público sobre los transgénicos en Chile cuente con una mayor participación social. “
Asimismo la decisión cita nuevos fundamentos legales a favor de la transparencia, derivados de la modificación de la Ley de Bases del Medio Ambiente, lo cual tuvo lugar después del primer fallo del Consejo. El artículo 31 incorporado por la Ley N° 20.417, de 2010, consagra el derecho de acceder a la información de carácter ambiental incluyendo en ello (letra a) los organismos genéticamente modificados; y la interacción entre los elementos del medio ambiente, como el aire, el agua, el suelo, entre otros. La letra c) del mismo artículo incorpora, además'"Los actos administrativos relativos amaterias ambientales, o que afecten o puedan afectar a los elementos y factores citados en las letras a) y b)...".
La parte resolutiva de la decisión del Consejo para la Transparencia establece:
“I. Acoger el amparo interpuesto por doña María Elena Rozas Flores en contra del Servicio Agrícola y Ganadero, entendiéndose éste restringido al literal a) de su solicitud de información, por las consideraciones indicadas en esta decisión. II. Requerir al Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero que: 1) Informe a doña María Elena Rozas Flores la ubicación exacta y el nombre del propietario y/o entidad responsable autorizados para cultivar y acopiar semilla transgénica de exportación como también para la experimentación científica en vegetales transgénicos, dentro de 15 días hábiles contados desde que la presente decisión se encuentre firme y ejecutoriada, bajo el apercibimiento de proceder según lo dispone el artículo 46 y siguientes de la Ley de Transparencia.”
Daños a la apicultura
Para RAP-Chile, el fin del secretismo sobre la ubicación de los cultivos transgénicos favorecerá el ejercicio del control ciudadano sobre la posible contaminación genética ocasionada por estas empresas, con consecuencias en la biodiversidad y graves impactos de tipo económico y social en las actividades agrícolas mayoritarias del país –la agricultura convencional, la agricultura orgánica y la apicultura. En este último rubro ya se han comprobado los daños anticipados por RAP-Chile en su solicitud al SAG y al Consejo de Transparencia. En la audiencia de enero el Consejo se interiorizó de la crítica situación de los apicultores, cuya producción se ha tornado inviable por las exigencias europeas de certificación de no contaminación por transgénicos. En esa oportunidad el dirigente apícola Diego Santa Cruz calificó como una “usurpación de territorio” y una amenaza para los más de diez mil apicultores nacionales, la existencia de los 2.800 predios con cultivos transgénicos de exportación registrados por SAG. Sostuvo Santa Cruz que la coexistencia entre cultivos transgénicos y agricultura convencional es una falacia. El abogado Rodrigo Mora a su vez informó al CPLT que a consecuencias de las nuevas normas dictadas por la Corte Europea respecto de la miel, existen 1500 toneladas de miel de la temporada pasada que no pudieron exportarse por estar contaminadas con transgénicos.
Nota: Más antecedentes sobre el proceso llevado adelante en el Consejo de Transparencia en los siguientes enlaces:
http://www.consejotransparencia.cl/se-entrega-fallo-definitivo-en-caso-transgenicos/consejo/2012-03-21/111929.html

jueves, 22 de marzo de 2012

LO QUE SE LOGRA EN OCHO LECCIONES DE AGROECOLOGÍA Y AGRICULTURA BIOINTENSIVA.



Poema escrito por: Fabián Pacheco R.

Se logra entender que lo más importante es cultivar el suelo y que este se cultiva con inmenso amor de abono natural. Se logra comprender que en el suelo habitan microscópicos secretos de vida y que al alimentarlos se cultiva la fertilidad de tierra agradecida.

Se logra cerrar el ciclo del carbono, cultivando plantas para transformarlas en humus, ácidos fúlvicos y huminas.

También germina la profunda autonomía, produciendo nuestras propias semillas. Sagradas semillas liberadas patentes y transgénicas insignias. En esta verde aula se aprende a valorar las cósmicas semillas heredadas por abuelas indias y ancestrales culturas campesinas…

Se logran sistemas autogestionarios productivos. Biotecnológicos fermentos con boñiga, ceniza, melaza, harinas de piedra y generosos fermentos de kéfir… así pues, él agricultor se transforma en gestor de sus propias tecnologías y no en maquila de agroindustria corporativa.
Se logra curar la tierra de sus terribles heridas. Diversificando al máximo la producción sencillamente se evitan plaguicidas. Venenos letales que desterramos de nuestros platos de comida cuando entendemos que cada huerto es un diverso ecosistema en equilibrio con toda forma de vida.
Se logra detener las erosivas prácticas agrícolas, porque trazar curvas de nivel para armonizar tierra, piedras, plantas y semillas es un ejercicio placentero que permite arrullar al fértil suelo que tanta bendición trae a nuestras vidas.

Se logra cultivar nuestra propia comida: sana y sin plaguicidas, remineralizada por la alquimia de muchas piedras molidas…
Se logra soberanía alimentaria y así nos preparamos ante las apocalípticas caídas. Ni la crisis petrolera, ni el colapso del sistema alimentario transnacional atentarán en la comida. Porque nuestros huertos no dependen de falsas energías ni mucho menos de decadentes economías. Futura sociedad post petrolera es la humanidad que fructificará en campos inmensos de agroecología…
Finalmente se logra: producir alimentos en fotosintética huerta de vida, lugar de paz donde monocultivos no tienen cabida. Porque más que agrícolas mercancías producimos abundante comida. Porque finalmente entendemos que la agroecología más que una buena práctica es una forma de vida.

¡QUE PERMANEZCA LA TIERRA!

Detectan en Paraguay Maíz Transgénico no Permitido

ASUNCIóN, Paraguay, mar. 21 (UPI) -- Unas 80 hectáreas de cultivo de maíz transgénico, no permitido en el territorio nacional, fue detectado por el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave).

Fue en la propiedad de Nelson Barato, de nacionalidad brasileña, en la comunidad de Calle San Francisco, departamento de San Pedro. La intervención fue realizada por técnicos de diferentes direcciones del organismo fitosanitario a raíz de las denuncias formuladas por pequeños productores de la comunidad.

La jefa regional del Senave en San Pedro, Antonina Benegas, informó que el análisis realizado al cultivo dio resultado positivo para el evento transgénico BT, razón por el cual se procedió a notificar al propietario. Los antecedentes del caso fueron derivados a la Asesoría Jurídica de la institución para la apertura del sumario correspondiente, y se espera la orden de destrucción del cultivo atendiendo la prohibición de siembra en nuestro país.

El productor Nelson Barato, tiene otros tres procesos abiertos entre Senave y la Fiscalía del Medio Ambiente de Santa Rosa del Aguaray, por no respetar las normativas vigentes en cuanto a contar con un asesor técnico, la implementación de barreras vivas y franjas de protección, y por no respetar el anuncio previo de pulverización.

LATAM: Reporte (drm)

Multarán hasta con S/.36,5 millones por cultivar transgénicos en Perú

Ministerio del Ambiente presentó proyecto de ley que establece sanciones.
Especialista advierte que propuesta podría restringir investigación interna

El Comercio, viernes 09 de marzo de 2012 - 08:16 am

Hasta con S/.36,5 millones (10.000 UIT) serán multados aquellos que incumplan la Ley 29811, que establece la moratoria de 10 años para el ingreso y producción de cultivos transgénicos en el Perú, de acuerdo con la propuesta de reglamento que ha puesto en consulta durante 30 días el Ministerio del Ambiente (Minam).

Si bien este es el tope, el sector tendrá 90 días para establecer la gradualidad de la sanción en los distintos casos que se presenten, explicó Santiago Pastor, especialista de la Dirección General de Diversidad Biológica del Minam. Además destacó el interés detrás del reglamento por investigar a profundidad nuestra biodiversidad, para lograr una buena gestión de los organismos vivos modificados (OVM), cuando se cumpla el plazo de la moratoria. Por ello, sostuvo que una de las prioridades en el reglamento es el desarrollo de las listas y mapas de distribución de nuestras principales especies genéticas.

Como parte de los primeros pasos en esa dirección, Pastor informó que se ha establecido un primer contacto con la Universidad Nacional Agraria La Molina. “Tenemos un mapa de las variedades del maíz que data de los años ochenta. Eso es muy antiguo. Si se quisiera tomar una decisión seria y responsable, necesitamos información actual.

En tanto, el maíz es parte de un programa que desarrolla la Universidad Agraria. Por eso, nuestra idea es reforzar el trabajo con las universidades, adicionales a la labor con las instancias del Estado”, declaró. También mencionó que la idea es que junto con el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) desarrollen un proyecto especial para el fortalecimiento de las capacidades científicas y tecnológicas en biotecnología moderna.

La bióloga Antonietta Gutiérrez, quien participó como representante de Conveagro en las reuniones para elaborar el reglamento, comentó que en líneas generales era bastante completa la propuesta del Minam. Aunque dijo que aún faltaba el desarrollo de algunos temas relacionados con las sanciones y la fiscalización.

VACÍOS
En tanto, Luis Destefano, catedrático de la Universidad Cayetano Heredia, consideró que existen algunos vacíos en la propuesta que pondrían freno a la investigación local de OVM, lo cual no está prohibido. En ese sentido, señaló que en uno de los acápites de la propuesta de reglamento se indica que la producción de los OVM está prohibida, sin dejar en claro aquellas excepciones estipuladas por ley. Destefano también alertó que no había plazos para el desarrollo de la línea de base (información sistematizada y actual de nuestra biodiversidad), lo cual podría originar que cumplidos los 10 años de moratoria se extendiera por un plazo adicional.

Sobre la restricción a la investigación local, Pastor replicó que tal interpretación era errónea, pues la ley era clara en el sentido de que la investigación no estaba prohibida. También dijo que cada sector será responsable de fijar los plazos para la obtención de la linea de base. MÁS DATOSEl primer control para evitar el ingreso al territorio nacional de los OVM estará a cargo de Senasa y Sanipes-ITP.

El Minam diseñará un plan de vigilancia a fin de analizar la posible presencia de los OVM en el ambiente. El Indecopi acreditará los laboratorios que analizarán la condición de no OVM del material genético importado. Tags : Senasa, Indecopi,

martes, 20 de marzo de 2012

Avanza la Biopirateria del Tomate


El tomate: un regalo sudamericano para los gigantes agroquímicos

"Con la colaboración científica y el financiamiento de entidades estatales de Estados Unidos y la UE, las empresas están sistemáticamente aislando genes de tomates silvestres y presentando solicitudes de patente sobre lo que encuentran, convirtiendo así semillas peruanas y ecuatorianas en su propiedad intelectual."
Como la papa, el ají y otros cultivos, la diversidad genética del tomate se concentra en los países andinos, el lugar nativo de más de quince especies silvestres, parientes cercanos del tomate cultivado. Estos países tienen soberanía sobre esa riqueza biológica, fuente de resistencia a plagas y sequía, y otros rasgos beneficiosos, pero la industria agroquímica no la reconoce.
Desde la época colonial, pero sobre todo en la segunda mitad del siglo XX, científicos estadounidenses y europeos mandaron “expediciones” a América del Sur para recolectar muestras de la diversidad del tomate, dejándolas en bancos de semillas en Estados Unidos, Holanda, Italia y otros países.
Hoy, equipada con nueva biotecnología que facilita el intercambio de genes entre diferentes especies de tomate, la industria agroquímica ve estas semillas sudamericanas como materia prima para nuevas variedades de tomate de invernadero y agricultura industrial.
Con la colaboración científica y el financiamiento de entidades estatales de Estados Unidos y la Unión Europea, las empresas están sistemáticamente aislando genes de tomates silvestres y presentando solicitudes de patente sobre lo que encuentran, convirtiendo así semillas peruanas y ecuatorianas en su propiedad intelectual. Hasta el momento, los beneficios para los países de origen son nulos.
En los supermercados, el tomate resulta cada vez menos atractivo. Es común la queja de que está verde, duro y sin gusto. En verdad, la producción y el procesamiento industrial no contribuyen a que resulte un alimento bueno y fresco.
Gran parte de la responsabilidad radica en la agricultura industrial, particularmente en las variedades de tomate sembrados en invernáculos a gran escala y cosechadas mecánicamente. Esas operaciones homogeneizadas son las que en general se realizan en el caso de los tomates de mesa que abastecen a las zonas urbanas y se encuentran en todo el mundo.
Si bien hay quienes todavía pueden consumir tomates producidos con semillas y métodos tradicionales, en la mayor parte del mundo se trata cada vez más de un producto industrial.
La expansión del cultivo industrial del tomate ha ido acompañada recientemente de un aumento en el número de solicitudes de patente sobre rasgos y genes provenientes de parientes silvestres de origen sudamericano. Entre las empresas que han presentado estas solicitudes se encuentran gigantes de la industria como Monsanto (Estados Unidos) y Syngenta (Suiza).
Entre los rasgos que aparecen en las reivindicaciones de las patentes hay tomates sin semilla, con resistencia a las enfermedades, hábitos de crecimiento, mayor rendimiento y fruta más dura (un rasgo útil para cosechar mecánicamente). Otras solicitudes comprenden genes de tomate que codifiquen moléculas precursoras para las industrias farmacéutica y química.
Los casos dejan en evidencia las dificultades que existen para lograr la equidad en el uso de la biodiversidad cuando la fuente de los materiales patentados son variedades guardadas en bancos de semillas en Estados Unidos o Europa.
En la base de datos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en Ginebra, se encuentran al menos ocho solicitudes de patentes sobre genes de parientes silvestres del tomate en los últimos años (ver tabla). Estos genes pueden ser transferidos al tomate cultivado para proporcionar nuevos rasgos útiles, por ejemplo, fruta más firme o resistente a plagas.
En algunas de las solicitudes de patente y en los archivos de los bancos de semillas hay detalles sobre algunas de las semillas. Por ejemplo, el tomate S. peruvianum reclamado por la Universidad de Michigan y la Hebrea de Jerusalén fue recolectado en 1976 en el camino entre Jaén y Chamaya, en la cuenca del río Marañón, en Cajamarca, Perú, por un ingeniero peruano que lo entregó a un banco de semillas en Estados Unidos.
Otro ejemplo es el tomate Solanum pennellii bajo solicitud de patente de Monsanto. Este tomate, de la especie Solanum pennellii, fue encontrado en 1958 al lado de la carretera Pamamericana, entre los pueblos de Chala y Ático, en Arequipa, Perú. En este caso, el recolector fue un investigador estadounidense del Estado de Texas.
En otros casos no es posible saber exactamente de donde vino un tomate patentado. Por ejemplo, Syngenta reclama un rasgo de resistencia al moho de una accesión de S. habrochaites identificada sólo como “04TEP990312”. No se logró identificar una accesión S. habrochaites con ese nombre –u otro similar- en ningún banco de semillas. Si bien sabemos que la especie viene de Perú o Ecuador, la solicitud de patente de Syngenta no ayuda respecto al origen de la semilla. No se informa cuándo ni cómo fue recolectada, ni cómo terminó siendo parte del programa de investigación de la empresa suiza.
Como resultado de las recolecciones del pasado, si hoy una empresa quiere obtener muestras de la diversidad genética de los parientes silvestres del tomate, no es necesario que se dirija a los ministerios de Agricultura o de Medio Ambiente de los países de origen, ni se comprometa a repartir los beneficios del uso de estas semillas. En el caso de la gran mayoría de la diversidad conocida disponible en un puñado de bancos de semillas en Europa y Estados Unidos no se requiere un acuerdo con el país de origen mientras estén disponibles en dichos bancos sin contraprestación.
Un equipo de investigadores holandeses, italianos e israelíes mantiene en Holanda, con financiamiento de la Unión Europea, la colección europea de diversidad genética del tomate. La misma se realizó mediante la adquisición de colecciones de los distintos países europeos y con muestras importadas de bancos de semillas estadounidenses.
La Unión Europea, en cooperación con la industria agroquímica, tiene ahora un proyecto cuyo objetivo explicito es identificar y comercializar -es decir, patentar- genes de parientes silvestres del tomate. Por lo tanto, es probable que la ola de solicitudes de patentes sobre parientes silvestres sudamericanos del tomate apenas esté comenzando.
Es probable que la colección de Estados Unidos supere a la de Europa. En dos bancos -uno en Nueva York perteneciente al Departamento de Agricultura y otro en la estatal Universidad de California- se encuentran las colecciones de diversidad del tomate más importantes.
El Centro de Recursos Genéticos del Tomate de la Universidad de California en Davis proporcionó al menos la mitad de los parientes silvestres que se encuentran bajo reclamos de patente (ver tabla). No es casual que empresas como Heinz, Campbell’s Soup y Seminis (subsidiaria de Monsanto, el mayor vendedor de semillas de hortalizas del mundo) tengan instalaciones allí. Están allí en buena medida para apropiarse del banco de semillas y las investigaciones del Centro de Recursos Genéticos del Tomate.
De hecho, líneas de introgresión del tomate usadas con marcadores moleculares, la tecnología que más ha ayudado a los reclamos de patente, fue en buena medida desarrollado por el mismo Centro.
Las líneas de introgresión actúan de la siguiente forma: una especie de tomate silvestre se cruza y luego se vuelve a cruzar, a menudo a lo largo de varias generaciones, con una variedad domesticada de tomate. De esas cruzas se selecciona una serie de líneas, cada una incorporando algunos cromosomas, o cromosomas parciales, del genoma silvestre, que los fitomejoradores pueden identificar utilizando marcadores moleculares.
El objetivo de la hibridación interespecies es producir una serie de líneas que juntas incluyan todos los genes de la planta silvestre expresados en los “antecedentes genéticos” del tomate domesticado. Esas líneas de introgresión facilitan entonces la identificación del gen, el mejoramiento genético asistido con marcadores y, por supuesto, los reclamos de propiedad intelectual, a pesar de que los científicos no modifiquen los genes para inventar algo nuevo. Son, sencillamente, reclamos sobre exactamente lo que encontraron en una semilla sudamericana.
Peor aún, las empresas que presentan solicitudes de patente saben a veces que adoptan medidas para impedir que dichas solicitudes se vean menoscabadas por alguien que descubre un gen levemente divergente en otra muestra de un pariente silvestre. Por eso redactan solicitudes de patente no sólo para abarcar la diversidad específica que identificaron en las líneas de introgresión sino también para reivindicar otras formas y/o rasgos del mismo gen que estén presentes en los bancos de genes o en las variedades silvestres pero que todavía deben ser descritas específicamente.
Por ejemplo, en una solicitud de patente de Monsanto sobre un gen de una semilla peruana, la empresa trata de reivindicar toda otra raza de tomate rojo que posea el mismo hábito de crecimiento, ya sea de otra semilla de la especie de S. pennellii o, de hecho, de cualquier otra planta del género Solanum.
Las colecciones de parientes silvestres de tomate de los bancos de semillas son de gran interés para las grandes multinacionales agrícolas, así como para las universidades y compañías dedicadas a desarrollar tomates y patentarlos. A pesar de que el nuevo Protocolo de Nagoya sobre Acceso y Participación en los Beneficios fue adoptado en octubre de 2011, las discusiones en la Convención sobre la Diversidad Biológica arrojaron escasos avances en el espinoso tema de las colecciones en bancos de semillas.
La cuestión de la participación en los beneficios derivados de nuevos usos de semillas recolectadas antes de la entrada en vigor de la Convención no quedó resuelto durante las negociaciones del Protocolo de Nagoya. Nuevamente los casos del tomate refuerzan la injusticia para con los países de origen y subrayan la necesidad de hacer esfuerzos para resolver el problema de la biopiratería de recursos en bancos de semillas.
Parientes silvestres del tomate
Las quince (o más) especies parientes del tomate cultivado crecen en diversas zonas ecológicas. Algunas de las poblaciones silvestres están desapareciendo, como ocurre en la costa peruana debido a la expansión de zonas urbanas y la agricultura. Las especies económicamente más importantes son:
Solanum habrochaites
Fruta pequeña y verde. Resistente al moho, insectos y frío. Se encuentra en Perú y Ecuador, en el lado occidental de los Andes, en alturas hasta 3,400 metros. También está presente en la costa, donde las plantas son de menor tamaño.
Solanum galapagense
Una de las dos especies de tomate silvestre endémico de las Islas Galápagos. Tiene una fruta amarilla e hirsuta con olor reminiscente del limón. Resistente a suelos salados.
Solanum pimpinellifolium
Especie nativa de la costa peruana. Fruta comestible de sabor agradable. Requiere menos agua que el tomate cultivado y es resistente al moho y otras enfermedades.
* Director de la consultora Prickly Research (www.pricklyresearch.com), con sede en Austin, Texas, y asesor de Third World Network (TWN) en temas de biodiversidad, bioseguridad y propiedad intelectual.
Este artículo es un extracto del documento del autor “Biopiratería asistida por marcadores. Colecciones ex situ de tomate silvestre, técnicas de mejoramiento genético y solicitudes de patentes”, publicado por TWN.
Fuente: Red del Tercer Mundo

Acuerdos con Algodoneros de Córdoba Colombia, No a Semillas Transgénicas


Cereté. Todavía sin tener solución a la vista de la quiebra de buena parte de los algodoneros, estos quieren definir algunas cosas para la próxima cosecha, y una de ellas es la semilla.

Lo que han dejado claro en reiteradas oportunidades es que no quieren sembrar más las semillas transgénicas porque las consideran responsables, en buena medida, de la situación económica que hoy afrontan.

En la reciente reunión que tuvieron los productores con funcionarios del Ministerio de Agricultura y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para buscarle solución al problema de las semillas se concluyó que hay poca disponibilidad de material convencional, para 3 mil 400 hectáreas, para satisfacer las necesidades de los cultivadores de Córdoba.

Por eso, se hará una investigación en otros países con requisitos fitosanitarios ya autorizados en Colombia como Turquía, Sudáfrica, Argentina, Brasil, Australia, y Estados Unidos sobre la disponibilidad de semillas convencionales que estén ya aprobadas en Córdoba.

En caso de encontrar alguna disponibilidad de semilla convencional, se buscará la forma de poderla importar a través de la empresa Semillas e Insumos Agrícolas (Semsa) u otra casa comercial debidamente registrada ante el ICA.

También quedó el compromiso de que se hará una revisión a la reglamentación para la liberación y mantenimiento de registros a las semillas de algodón tanto transgénicas como convencionales. De igual forma se incrementarán los períodos de las pruebas de evaluación agronómica y se incluirán análisis de las enfermedades que están presentes en la actualidad en el algodón.

Los productores de Córdoba pidieron que se hagan siembras semi-comerciales aleatorias, sin informar el nombre del material para que sean evaluados por los agricultores.

Se pidió que el Ministerio de Agricultura investigue por qué las empresas venden las semillas de algodón más caras en Colombia si en los países vecinos se consiguen a menor costo.

"Occupy" se Planta ante los Cultivos Transgénicos

Las protestas están motivadas por la reciente decisión del Gobierno estadounidense de dar luz verde a los experimentos de siembra de semillas de maíz modificado por todo el país


En total Monsanto se ha gastado más de 30.000 millones de dólares en adquirir numerosos productores de semillas en EU, incluidos los 20 más grandes del país, llegando a monopolizar este sector.

Esta semana los miembros del movimiento ‘Occupy’ han protestado en Washington contra la actitud de Monsanto, el gigante de los cultivos transgénicos, durante la conferencia regional ‘Ocupa el Medio Occidente’ en St. Louis, Missouri.

Con disfraces y pancartas, los participantes del movimiento ‘Occupy’ protagonizaron una colorida protesta frente a la Casa Blanca, en Washington, y exigieron que se tomen medidas contra Monsanto, líder en la industria de los transgénicos y en los productos agrícolas de síntesis. En concreto, los manifestantes acusan a la transnacional de sobornar a funcionarios estadounidenses y de obstinarse en arruinar a los pequeños agricultores, que se ven incapaces de competir con sus productos transgénicos.

Las protestas están motivadas por la reciente decisión del Gobierno estadounidense de dar luz verde a los experimentos de siembra de semillas de maíz modificado por todo el país. Monsanto quiere probar una especie de maíz resistente a climas muy secos, y con su experimento pretende averiguar si esta especie de maíz es rentable desde un punto de vista comercial. El éxito del experimento podría poner el peligro la existencia de pequeñas fincas, que se verán obligadas a abandonar su negocio.

La transnacional Monsanto, fundada en 1901 como empresa química, ha evolucionado a lo largo de su historia y se ha convertido en líder de la ingeniería transgénica. En la actualidad se dedica a la producción de herbicidas y de semillas genéticamente modificadas (GMO) de cultivos como maíz, patata, algodón y soja. La empresa es conocida por proteger sus modificaciones biotecnológicas registrando las patentes.


Monsanto vs agricultores orgánicos

Este no es el primer conflicto entre Monsanto y los agricultores. El año pasado los agricultores orgánicos demandaron a la transnacional en un tribunal de Nueva York tras haber encontrado en sus campos productos transgénicos de la empresa.

En respuesta, el gigante biotecnológico presentó una demanda contra docenas de agricultores acusándolos de usar ilegalmente sus semillas patentadas, después de que fueran encontradas en sus campos como resultado de la polinización u otros procesos naturales. Al no tener suficientes recursos para defenderse, muchas pequeñas empresas de agricultura orgánica fueron compradas por la transnacional. Desde 1997 hasta el 2010 Monsanto ha fagocitado a 144 fincas de cultivos orgánicos e investigó 500 campos en el marco de la así llamada campaña ‘Policía de semillas’.

En total Monsanto se ha gastado más de 30.000 millones de dólares en adquirir numerosos productores de semillas en EE. UU., incluidos los 20 más grandes del país, llegando a monopolizar este sector.


Monsanto y el gobierno

Monsanto ha sido acusado en numerosas ocasiones de sobornar a funcionarios con pruebas de peso. Según algunas investigaciones, antes de entrar en el Gobierno algunos funcionarios fueron empleados por la misma Monsanto. Este es el caso de Margaret Miller, que trabajó de investigadora en Monsanto y participó en la elaboración del informe para la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA según sus siglas en inglés) sobre la hormona sintética somatotropina bovina. Poco antes de terminar el informe, se despidió de Monsanto y pasó a trabajar en la FDA , donde su primera tarea fue aprobar el mismo informe.

La historia de la compañía cuenta con un historial sorprendente de procesos vinculados con soborno a funcionarios. En enero de 2005 Monsanto acordó pagar una multa de 1,5 millones de dólares por sobornar a un funcionario indonesio. La empresa admitió que un alto directivo suyo había ordenado a una compañía consultora indonesia dar un soborno de 50.000 dólares a un funcionario de alto nivel en el Ministerio del Medioambiente del país asiático en 2002, a fin de evitar la evaluación del impacto ambiental de su algodón genéticamente modificado. Monsanto ordenó a la compañía falsificar una factura destinada al soborno como “gastos de consultoría”. Monsanto también ha admitido haber pagado sobornos a varios otros altos funcionarios indonesios entre 1997 y 2002. La empresa hizo frente a cargos criminales y civiles del Ministerio de Justicia y la Comisión de Valores y Bolsas de Estados Unidos (SEC) y tuvo que pagar 1 millón de dólares al Ministerio de Justicia y 500.000 dólares al SEC para cubrir la multa por soborno y otras irregularidades.


Los cultivos de GMO en el mapamundi

Transcurridos 16 años desde su salida agresiva a los mercados internacionales, el 80% de todas las plantaciones de GMO se encuentran diseminadas por el territorio de 4 países: EE. UU., Canadá, Brasil y Argentina. Los países europeos tienden ahora a prescindir de los productos con GMO o, al menos, a no aumentar los volúmenes de su producción. Alemania ha querido ir más allá y en 2012 eliminará el cultivo de vegetales transgénicos. El único cultivo transgénico que seguirá sembrándose en la Unión Europea será el maíz, que se encuentra en su mayoría en España. La superficie total de campos de vegetales transgénicos se extiende por 29 países y abarca 169 millones de hectáreas, de los que 69 están en EE. UU.

http://actualidad.rt.com/actualidad/ee_uu/issue_37604.html

Sa Pobla, España, Municipio Libre de Transgénicos

El Ajuntament de sa Pobla aprobó durante el último pleno municipal declarar al municipio libre de cultivos transgénicos a instancias del PSM. La propuesta salió adelante gracias a los votos a favor de la oposición (PSM, Lliga, PSOE e IxSP) y la abstención del equipo de gobierno (PP).
En el escrito de la moción que se aprobó también se solicita instar a la Unión Europea, órgano competente en este tipo de cultivos, que desarrolle una política a favor del cese de las plantaciones de transgénicos.
La portavoz del PSM en sa Pobla, Margalida Vidal, argumentó su defensa de la moción basándose en la contaminación genética de este tipo de cultivo y añadió que «no entraré a hablar sobre los posibles daños que provocan en la salud porque aún no se han realizado muchos estudios». Aún así, recordó que el Parlament «aprobó que las Balears sean un territorio libre de transgénicos».
Vidal presentó la moción debido a que sa Pobla es uno de los pueblos donde se cultivan más transgénicos de Mallorca.

No a Prohibición de Comercializar Semillas NO Inscritas en la Unión Europea

La abogacía de la UE da la razón a Kokopelli y las semillas tradicionales

Concluye que no se puede prohibir comercializar semillas de variedades no inscritas.

La Asociación Kokopelli por la liberación de las semillas y el humus fue condenada en 2008 a pagar 125.000 euros por ofrecer al público 461 variedades agrícolas antiguas, no inscritas en el catálogo oficial de variedades agrícolas de la república francesa. Ante dos condenas, Kokopelli presentó sendos recursos frente a la corte de apelación, la cual consultó al tribunal de justicia de la UE en relación a los argumentos expuestos en los recursos. En ellos se cuestionaba la validez de la normativa europea, en la medida en que impone restricciones de producción y de comercialización a las semillas y plantones antiguos.

La abogada general de tribunal de justicia de la UE (TJUE) emitió en enero sus conclusiones al respecto, y plantea que las normas de admisión de semillas en el catálogo oficial carecen de relación con la salud de los vegetales y que, por otra parte, corresponde a los agricultores la decisión sobre las variedades que quieren cultivar. Por último, reconoce que esta legislación limita considerablemente las posibilidades de eleeción de los consumidores quienes no pueden acceder a alimentos ni a otros productos derivados de variedades que no cumplan con las condiciones de admisión, ni las pueden cultivar ellos mismos. Las conclusiones reconocen que la actual normativa europea de semillas es desproporcionada, y plantean la necesidad de relajar la normativa para no marginar el uso de las semillas tradicionales. Asegura que esta rigidez pone en peligro la reproducción de la biodiversidad cultivada europea la cual ya está desapareciendo a un ritmo rápido.

La asociación Kokopelli se muestra muy feliz de anunciar que estas conclusiones nos dan totalmente la razón, ya que el magistrado concluye la invalidez de prohibir la comercialización de semillas de una variedad no inscrita en el catálogo oficial. Para Maria Carrascosa, presidenta de la red de semillas resembrando e intercambiando, estas conclusiones son la primera manifestación de tribunales en la unión europea en la que se pueden apoyar las organizaciones que luchan por el uso y la conservación de la biodiversidad agrícola, a pesar de que la justificación se basa en la defensa del libre mercado. Será interesante ver qué pasa a partir de ahora, ya que las grandes empresas semilleras no lo va a aceptar. Las conclusiones del TJUE podrían suponer la revisión de la normativa de semillas de la UE y en los estados miembros, de cara a permitir el uso, producción, intercambio y comercialización de semillas tradicionales, las cuales no encajan en los requisitos de los catálogos oficiales actuales

Daniel López

La fertilidad de la tierra nº 48, primavera 2012, pag. 44.

La Blanca Agonía de los Algodoneros de Córdoba - Colombia

El Meridiano de Córdoba
20 de marzo de 2012

Por AQUILINO LONDOÑO SERRANO

Para conocer la verdadera realidad de la decadencia del cultivo del algodón en el país y principalmente en Córdoba debemos remontarnos a unas cinco o seis décadas atrás. Hoy día ni siquiera la inclusión de sofisticadas semillas transgénicas, palabra esta que nuestros agricultores, en especial los pequeños, ni siquiera han podido digerir y que dicho sea de paso los ha llevado a la ruina. Para tener claridad sobre el tema veamos que es una semilla transgénica: Es un OMG (Organismo Modificado Genéticamente) es una forma de vida nueva, algo que no está contemplado en la naturaleza, resultado de la combinación genética entre dos o más organismos. Un OMG es un organismo cuyo material genético ha sido manipulado en un laboratorio genético alterando su ADN con el propósito de otorgarle características específicas, como ejemplo podemos citar la soja transgénica, las berenjenas transgénicas, los tomates transgénicos o los alimentos desarrollados en sequía extrema entre otros.

El cultivo del algodón en Colombia tuvo su época dorada entre 1950 y 1977. En este período la producción de algodón aumentó casi 25 veces. En1977 se sembraron 380 mil hectáreas, más de 75% del área sembrada en la Costa Atlántica y el resto en el interior del país, y el cultivo generó más de 480 mil empleos. Entre 1978 y 1992 se presentó una fuerte crisis del sector algodonero, generado por las erróneas políticas gubernamentales, la explosión de plagas en el cultivo por el mal manejo agronómico en el uso de pesticidas, la disminución de los precios internacionales, la reducción de los aranceles para la importación, y el aumento en los costos de los pesticidas y maquinaria agrícola, entre otros. El desplome de la producción nacional se dio entre 1992 y 1999; como resultado de la apertura económica y la revaluación, el área sembrada pasó de 260 mil hectáreas en 1992 a solo 50 mil hectáreas en1999. A partir de 1993 el país inició la importación de fibra subsidiada, desde Estados Unidos; situación que se ha profundizado hasta llegar actualmente a importar más del 65% del consumo nacional. Para el año 2007 solo quedaban 54 mil 497 hectáreas sembradas y se importaron más de 50 mil toneladas de fibra; un grave problema socioeconómico tuvo lugar en estas regiones por el empleo perdido con la crisis el cual sigue vigente y empeorando.

La situación de los algodoneros no pueden ser peor y con el agravante que no tienen ni idea de las pretensiones de las multinacionales que tienen el control monopólico de las semillas y de los insumos agrícolas, las cuales dejan sin opciones a los agricultores, quienes finalmente no pueden obtener semillas no transgénicas. Estos señores le vende a los agricultores las "bondades de la tecnología", que los cautiva y los amarra mediante la firma de contratos "Leoninos", que solo beneficia a las empresas; pero cuando las semillas no funcionan y fracasan los agricultores, la empresa no pone la cara. Según ellos los fracasos se dan por el mal uso de las tecnologías y las labores culturales exigidas por ellos para tal fin y las cuales no están al alcance de los pequeños agricultores, sumado esto al alto costo de la famosa semilla.

Semilla de Algodón Transgénica y Falta de Investigación Propia Acaban con Agricultura en Colombia

“La agricultura se está muriendo, doctor”
Aurelio Suárez Montoya, Bogotá 14 de marzo de 2012


Así exclamó un cordobés cuando examinaba los cultivos de algodón en esta cosecha. La cartera vencida con bancos y proveedores de los productores de maíz y de la oleaginosa en Córdoba, que en total son cuatro mil predios en 25 mil hectáreas, es del 50% del monto adeudado y la recolección actual ampliará ese porcentaje. No es quebranto coyuntural, es estructural, fruto de años de acumulación de desequilibrios entre costos e ingresos, aunque en el periodo invernal, quienes sobrevivieron, vendieron a la cotización internacional más alta en un siglo, ni eso los auxilió.

Los algodoneros tienen subsidio de compensación, absorbido por elevados costos de insumos y por la revaluación, que abarata las importaciones de la cadena, pero especialmente porque cada vez dependen más de la semilla transgénica, Bolgard II (BT) de Monsanto. Ésta rebajó la productividad al menos en 30% y las semillas convencionales fueron suspendidas por el ICA en varios casos por contaminación derivada de las genéticamente modificadas.

Los daños en ese tipo de semillas no son nuevos. Un estudio de científicos de los cinco continentes, de octubre de 2011, titulado “El emperador transgénico está desnudo”, reitera que son tecnologías fallidas y que las promesas fueron falsas: no hubo reducción en uso de pesticidas; no aumentó el rendimiento de ningún cultivo; han aparecido pestes y malezas más fuertes y resistentes, y el hambre creció.

El fenómeno es global: China prohibió comercializar arroz y trigo transgénicos; en India, en Gujarat, la productividad en algodón disminuyó a un tercio del promedio histórico y en Indonesia entre cuatro y siete veces; en Europa esos cultivos son casi inexistentes y en Estados Unidos, en veinte años, el uso de pesticidas subió 26% y 15% el de herbicidas con el uso de transgénicos. Monsanto fue sancionado por expender esas especies sin advertirlo en los empaques.

La crisis agrícola por tecnología se hace paulatinamente más severa. En café, se dieron recientes infestaciones de roya del 44% y las variedades resistentes son deficientes en ciertos microclimas; cada cosecha cae más, a los peores récords en 30 años. En arroz, el biólogo, Óscar Caballero, ha advertido la falta de “heterogeneidad germoplásmica” que hace más vulnerables las plantas a los patógenos. No hay materiales genéticos nuevos, ni investigación ni desarrollo técnico, ni laboratorios ni personal que estudie las enfermedades que afectan las cosechas arroceras disminuidas en 35%. En cacao, entre importaciones y contrabando tiraron el precio al piso y por la moniliasis el volumen producido cayó entre 40% y 50%. “Los programas para contrarrestarla no han tenido suficiente cobertura y alcances”, dicen los cacaoteros.

Entre cafeteros, algodoneros, cacaoteros y arroceros suman centenares de miles de hogares rurales colombianos, quienes, como invoca el biólogo Caballero, “se están muriendo y no saben de qué”.

viernes, 16 de marzo de 2012

Caracterización de Semillas Criollas y Acriolladas en Nicaragua

jueves 15 de marzo de 2012
Taller de socialización de resultados: Caracterización de Semillas Criollas y Acriolladas


29 de Marzo del 2012
IPADE, Managua, Nicaragua
Objetivos:
Compartir los resultados de las caracterizaciones de variedades de semillas criollas y acriolladas realizadas por promotores, productoras y productores en diferentes comunidades del territorio nacional.
Evaluar la propuesta técnica y metodología del proceso de caracterización, previendo los principales obstáculos, avances y perspectivas para el 2012.
Más información: semillas.identidadnic@gmail.com

Respaldo Político y Legal a Algodoneros de Colombia ante su Grave Situación

Fuente: El Universal. http://www.eluniversal.com.co/cartagena/actualidad/piedad-cordoba-anuncio-demanda-contra-monsanto-69014


La exsenadora Piedad Córdoba está dispuesta a liderar la demanda contra la multinacional Monsanto por las consecuencias que han tenido que padecer los agricultores de Cereté y del resto del Departamento.

Como abogada anunció que se encargará del proceso ante los organismos competentes y en el mismo vinculará al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) por haber autorizado el uso de las semillas transgénicas.

La afirmación la hizo durante una reunión sostenida con el alcalde de Cereté, Francisco Padilla, en el marco del análisis de la situación que padecen los algodoneros y maiceros de esta sección del país por el bajo rendimiento de las cosechas, los bajos precios y ante la imposibilidad de cancelar los créditos.

“Monsanto es la empresa que distribuye para Colombia las semillas transgénicas que no han hecho otra cosa que empobrecer los suelos”, indicó la exsenadora Córdoba.

Dijo así mismo que servirá como mediadora ante el Gobierno nacional y si es posible ante Venezuela para buscar una solución a la grave crisis que atraviesan cerca de siete mil cultivadores en la región.

En Cereté, donde hay más hectáreas afectadas, los perjudicados permanecen en asambleas permanentes.

Según indicó el alcalde Padilla Petro hay países vecinos como Venezuela donde están interesados en comprar maíz y algodón, lo que puede convertirse en una solución al problema de comercialización que tienen en Córdoba.

Dijo que esa posibilidad se podría adelantar por intermedio de acuerdos comerciales.

Una vez más hizo un llamado al ministro de agricultura, Juan Camilo Restrepo, para que ayude a los agricultores a buscar una solución al grave problema.

Por su parte, Rosmy Rojas, vocero de los agricultores, dijo que esperan que las ayudas se conviertan en realidad porque la situación es crítica hasta el punto que durante los años 2010, 2011 y parte del 2012 el área de siembra de maíz en Córdoba disminuyó en un 60 por ciento lo que equivale a unas 9 mil hectáreas aproximadamente.

Córdoba dijo que inicialmente acudirán ante el Gobierno nacional y expondrá lo que sucede en Cereté y en el resto de este departamento y también haría contactos con Venezuela para que ayuden al golpeado gremio.

jueves, 15 de marzo de 2012

La Locomotora de la Minería en colombia - Contravía

la Minería en Colombia es uno de los ejes principales del Plan de Desarrollo del nuevo gobierno del Presidente Juan Manuel Santos. Este es un legado del anterior presidente Uribe, que repartió todo el territorio nacional a las grandes empresas mineras. Varios de los ministros del anterior gobiernos hoy son funcionarios de las empresas mineras, la puerta giratoria posibilita que pasen los funcionarios a las empresas con información de primera mano, previo haberles hecho el camino fácil.
Este vídeo del Programa Contravía es muy diciente.

http://www.youtube.com/watch?v=n14sBs_RmaI&feature=player_embedded

Programa de Producción y Distribución de Semillas Orgánicas en Paraguay

ASUNCIóN, Paraguay, mar. 13 (UPI) -- Los 4.700 socios de la Cooperativa Caaguazú Poty, del quinto departamento del país, iniciarán próximamente una siembra experimental con semillas orgánicas.

Es con el objetivo de recuperar simientes nativas. El proyecto, que comenzará en forma experimental con poroto, maíz, maní y mandioca, se desarrollará progresivamente con el apoyo técnico profesional del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), en un programa de cooperación acordado este martes en Asunción.

El presidente del Senave, Miguel Lovera, recibió a una delegación de productores quienes solicitaron apoyo para el emprendimiento, fiscalizando los cultivos y dando continuidad a las jornadas de capacitación iniciadas ya en la zona. El pedido fue acogido por el titular del Senave quien recalcó las bondades de la producción orgánica, tanto para la salud de los productores como para los consumidores y subrayó la voluntad del ente a su cargo de apoyar todos los proyectos que apunten al beneficio del país.

Los socios de la Cooperativa Caaguazú Poty, en su mayoría pequeños y medianos productores se dedican al cultivo de hortalizas, verduras, algodón, sésamo, caña de azúcar y otros productos que son vendidos a nivel local y en el resto del país. El presidente de la Cooperativa, Vidal Aguilar, explicó también que apoyan a las comunidades nativas, cuyos cultivos son 100 por ciento orgánicos, informó el Senave. "Los indígenas son considerados socios honorarios, no pagan canon alguno, pero reciben beneficios", finalizó.

LATAM: Reporte (drm)

Marcha Plurinacional: La Marcha de las Semillas

viernes 9 de marzo de 2012

Que somos pobres nos dicen... Que parecemos mendigos sentados sobre sacos de oro... Que somos "subdesarrollados"... Y por ello, vienen como héroes, como mesías, a sacarnos de la pobreza, a llevarnos al "desarrollo"...

Lo dicen los países "desarrollados", sus socios del FMI y el Banco Mundial, y sus Transnacionales; y también lo dicen los gobernantes que se ponen a su servicio.

Pues bueno, en primer lugar habría que decir que NO queremos parecernos a Europa y Estados Unidos, que consumen como si se les fuera a ir la vida y ensucian como si la vida no importara.
En segundo lugar, tenemos que decir que si esos países pueden consumir como si se les fuera la vida y ensuciar como si la vida no importara ES porque se llevaron gran parte de nuestra riqueza, sin pagar por visa, sin pedir permiso, sin respetar nada. Si es que han podido tener más estabilidad económica y política, ha sido a costa de la inestabilidad económica y política que impusieron en África, Latinoamérica y parte de Asia.
Y en tercer lugar, queremos decir que aún a pesar del saqueo y las deudas absurdas impuestas, NO somos pobres.


No somos pobres porque aún tenemos selvas de vida, no selvas de cemento; No somos pobres porque aún contamos historias del pasado, junto al fuego, y no dejamos que una caja metálica nos imponga historias; No somos pobres porque aún rendimos tributo a los elementos y a la naturaleza, y no pequeños círculos de metal y pequeños rectángulos de papel verde; No somos pobres porque aún tenemos agua limpia; Y sobre todo, No somos pobres porque nuestros abuelos, y sobretodo nuestras abuelas, supieron conservar nuestras semillas, miles de variedades de semillas, para que podamos alimentarnos de una manera diversa, y para que no olvidemos lo que realmente importa en la vida, y de donde viene eso.

Y no lo olvidamos; tenemos más de 300 variedades de maíz, más de 500 variedades de porotos (frijoles), más de 600 variedades de papas.


Y hoy, que MARCHAMOS defendiendo nuestra forma de vida de respeto, admiración y amor a la Naturaleza; hoy, que MARCHAMOS defendiendo el Agua de los intereses transnacionales y los gobiernos que los apoyan; hoy, que MARCHAMOS por nuestra Dignidad de Pueblos libres, de Pueblos ricos en tradiciones, de Pueblos ricos en diversidad, de Pueblos guardianes de la Sabiduría de la Naturaleza; HOY, también marchamos con nuestras semillas. Llevaremos nuestras semillas a Quito, LAS SEMILLAS QUE GUARDARON NUESTRAS ABUELAS, a una gran Feria e Intercambio de Semillas por el día del Agua, y para el cierre de nuestra MARCHA por el AGUA, la VIDA y la DIGNIDAD de los PUEBLOS; las llevaremos para mostrar que no somos pobres, que tenemos qué defender, que nuestra riqueza no está más de 500 metros bajo el suelo, sino a 3 centímetros, y guardada en las bodegas de nuestras abuelas, y en sus mentes...


Esta MARCHA también es por nuestras semillas, porque si nos imponen un modelo extractivo, perderemos nuestro modelo agroecológico, si nos imponen sus transnacionales mineras, querrán imponernos también transnacionales agrícolas, que quieren controlar nuestras semillas, que quieren quitarles su vitalidad.

AGUA TENEMOS,
SEMILLAS TENEMOS,

AGUA SOMOS,
SEMILLAS SOMOS,

INUNDAREMOS QUITO,
SEMBRAREMOS UN FUTURO DE RESPETO, ARMONÍA Y AMOR
SEMBRAREMOS, COMO LO HICIERAN NUESTRAS ABUELAS Y ABUELOS,
SUMAK KAWSAY...

¡¡¡A MARCHAR!!!

Más información sobre la marcha en marchaporlavida.net

martes, 13 de marzo de 2012

Movilización en Ecuador por la Defensa del Agua, la Vida y la Dignidad de los Pueblos

INTELECTUALES del mundo apoyan a la Caminata/marcha Plurinacional del Ecuador...

En defensa del Agua, la Vida y la Dignidad de los Pueblos

A partir del 8 de Marzo, los pueblos indios, campesinos, mujeres, trabajadores, estudiantes, docentes y más sectores populares del Ecuador han iniciado una movilización nacional en contra de la política extractivista, de la criminalización de la protesta social, y por la defensa del Agua, la Vida y la Dignidad de los Pueblos. En esta marcha se expresan muchas de las históricas demandas de los pueblos del Ecuador como las contenidas en los principios y derechos de la Constitución de Montecristi, como son los derechos humanos, colectivos y de la naturaleza, la defensa de los derechos laborales de los trabajadores injustamente despedidos, la salvaguardia de la autonomía universitaria, el rechazo a la negociación de un TLC, abierto o camuflado, con la UE, tal como rechazamos en su tiempo el TLC con los EE.UU. y otras conquistas democráticas desconocidas por el gobierno. La marcha culminará en Quito el 22 de Marzo, precisamente el día mundial del Agua.
El agua es más importante que el oro, es uno de los emblemas de la Marcha. Que el oro, el cobre o el uranio.
En Perú, Bolivia, Panamá, y en general en América Latina, los pueblos indios, con el apoyo de campesinos y sectores populares, se han movilizado para oponerse a la minería a cielo abierto y en general a las actividades denominadas extractivistas y que provocan cuantiosos daños a los pueblos del entorno y a las sociedades en general, en provecho de las grandes corporaciones multinacionales
Lamentablemente el Gobierno del Presidente Correa insiste en dichas actividades y, de hecho, a cuatro días del comienzo de la Gran Marcha, firmó un contrato con la minera Ecua Corriente S. A. (ECSA) para la explotación del proyecto Mirador.
Pero, la minería no solo que afecta la vida de amplios sectores de los pueblos sino que refuerza la dependencia de nuestros países al mercado mundial, debilita todo esfuerzo de integración sudamericana y promueven la famosa “enfermedad holandesa” que convierte a nuestros países en importadores masivos destruyendo todo desarrollo propio.
La CONAIE, a través de su dirigente Humberto Cholango, ha sido muy enfática en señalar que no tienen ninguna alianza con la derecha ni con los grandes medios de comunicación colectiva. En el asunto del Universo, la CONAIE ha mantenido silencio, pues si bien desaprueba las maniobras del Gobierno y defiende sin restricciones la libertad de expresión, no puede bajo ningún aspecto favorecer a un poder mediático, mundial y nacional, pilar central del poder del capital multinacional y de una poderosa estructura trasnacional al servicio, junto al Pentágono, la Otan y organismos internacionales como el FMI, de la dominación imperial mundial. Los pueblos indios y trabajadores del Ecuador son partidarios de una democratización profunda de la información y la comunicación que transfiera el control de los medios a los trabajadores de los mismos y al pueblo en su conjunto.
Los abajo firmante escritores, artistas, intelectuales expresamos nuestro apoyo irrestricto a la movilización de los pueblos indios, afros, mujeres, jóvenes y trabajadoras/es del Ecuador y demandamos del Presidente Correa que en lugar de la represión y control policial y militar fomente el diálogo con los manifestantes.
Quito, 9 de Marzo 2012
Ninmmo Basey, Nigeria, Premio Nobel Alternativo

lunes, 12 de marzo de 2012

Toxinas de Transgénicos en Bebés aún no Nacidos

Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en bebés aún no nacidos
El 8 de marzo de 2012
Las toxinas que se implantan en los cultivos de alimentos transgénicos para matar plagas están llegando al torrente sanguíneo de las mujeres y a los bebés no nacidos, ha revelado una alarmante investigación.
Un estudio señala que en el 93 por ciento de las muestras de sangre tomadas de mujeres embarazadas en el 80 por ciento de los cordones umbilicales dieron positivo por rastros de toxinas.

Las empresas de OMG afirmaron que las toxinas serían destruidas en el intestino
Millones de hectáreas en América del Norte y del Sur están plantadas con maíz transgénico que contiene las toxinas, que se alimenta en grandes cantidades a la granja de ganado en todo el mundo – incluyendo a Gran Bretaña.
Sin embargo, ahora está claro que las toxinas para matar plagas de los cultivos están llegando a los seres humanos y a los bebés en el vientre materno – al parecer por los alimentos.
No se sabe lo que, en su caso, el daño que esto causa, pero se especula que podría llevar a las alergias, el cáncer de anomalías o incluso aborto involuntario.
Hasta la fecha la industria siempre ha argumentado que si estas toxinas fueron comidas por animales o seres humanos que serían destruidas en el intestino y pasarían fuera del cuerpo, no causando daño alguno.
Autoridades de inocuidad de los alimentos en Gran Bretaña y Europa han aceptado estas garantías sobre la base de que los cultivos transgénicos efectivamente no son diferente a los producidos con métodos convencionales.
Pero este estudio reciente parece que abrió un agujero en estas afirmaciones y ha provocado llamadas por la prohibición de las importaciones y una revisión total del régimen de seguridad para los cultivos y alimentos transgénicos.
La mayor parte de la investigación mundial que se ha utilizado para demostrar la seguridad de los cultivos transgénicos ha sido financiado por la propia industria.
El nuevo estudio fue llevado a cabo por médicos independientes en el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Sherbrooke Centro Hospitalario en Quebec, Canadá.
Tomaron muestras de sangre de 30 mujeres embarazadas y 39 mujeres que no estaban teniendo un bebé.
Fueron en busca de restos de los plaguicidas asociados con el cultivo de alimentos transgénicos.
Estas incluyen las toxinas llamadas Bt, que se implantan mediante técnicas de modificación genética en el maíz y otros cultivos.
Huellas de la toxina Bt se encontraron en la sangre del 93 por ciento de las madres embarazadas – 28 de un total de 30. También se encontró en el 80 por ciento de los cordones umbilicales – 24 de los 30.
En el grupo de no embarazadas, los rastros se encontraron en la sangre del 69 por ciento – 27 de los 39. Se cree que la toxina entra en el cuerpo humano como resultado de comer carne, leche y huevos de animales de granja alimentados con maíz OMG.
El equipo canadiense dijo a la revista científica Toxicología reproductiva: “Este es el primer estudio para poner de relieve la presencia de los plaguicidas asociados a los alimentos modificados genéticamente en la sangre de las mujeres materna, fetal y no embarazadas.”
Dijeron que la toxina Bt fue “claramente detectable y parece cruzar la placenta hacia el feto. Llamando a la acción, el equipo dijo: “Teniendo en cuenta la potencial toxicidad de estos contaminantes del medio ambiente y la fragilidad del feto, se necesitan más estudios.”
El director de OMG Freeze, que reúne a la comunidad, organizaciones de consumidores y del medio ambiente frente a la agricultura OMG, describió la investigación como «muy grave».
Pete Riley, dijo: “Esta investigación es una gran sorpresa ya que muestra que las proteínas Bt han sobrevivido al sistema digestivo humano y pasó a la fuente de la sangre – algo que los reguladores dijeron que no podría suceder.
“Los reguladores necesitan volver a evaluar urgentemente sus opiniones, y la UE debería utilizar las cláusulas de salvaguardia en la normativa para evitar aún más los cultivos transgénicos Bt se cultivan o importan para la alimentación animal o alimentos hasta que las consecuencias potenciales para la salud hayan sido evaluadas por completo.”

El Consejo de Agricultura de la Biotecnología, que habla en nombre de la industria de los transgénicos, puso en duda la fiabilidad y el valor de la investigación.
Su presidente, el Dr. Julian Little, dijo: “El estudio se basa en el análisis que se ha utilizado en estudios de alimentación anterior y ha demostrado ser poco fiables.”
Dijo que las toxinas que se encuentran también se utilizan en otros sistemas de cultivo y la jardinería “, sin daño para la salud humana”.
El Dr. Little dijo: “Los cultivos biotecnológicos están rigurosamente probado para la seguridad antes de su uso y más de dos billones de comidas hechas con ingredientes modificados genéticamente se han consumido con seguridad en todo el mundo durante los últimos 15 años sin un solo problema de salud justificado.”
Traducción: elnuevodespertar Fuente: dailymail.co.uk