Huertas urbanas, opción para cuidar el bolsillo y comer sano

Por A. D. Hans Soria O. - Los Tiempos - 26/02/2012

Plantar en su casa, no importa en qué espacio, y cosechar los frutos para preparar deliciosos almuerzos o cenas es posible.

Con esta alternativa que le ofrece el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf) puede además cuidar su bolsillo y garantizar a su familia comida sana sin químicos.

El Iniaf facilita precultivos de 13 hortalizas, obtenidos con semilla de calidad, buena tierra y microorganismos benéficos, para que cualquier persona, sin conocimiento alguno de horticultura, tenga su propia huerta.

Las plantas precultivadas de betarraga roja; brócoli futura; repollo bangla; cebolla de las variedades criolla rosada, globosa, mizqueña y navideña; lechuga de las variedades arrepollada, crespa y blanca; carote real; pimentón keystone; rábano champion; pepino poinset; tres variedades de tomate pionera, río grande y río fuego; zanahorias altiplano y montenegro, además del zapallito de tronco y el quintalero, están al alcance de toda ama de casa, padre de familia, jóvenes o adultos mayores que quieran sembrar como terapia ocupacional.

El proyecto

El proyecto, denominado Horticultura Urbana, arrancó con carácter experimental en noviembre del año pasado en núcleos productivos de Swisscontact-Bolivia, algunas comunidades del distrito municipal 9 y en casas de persona particulares interesadas, dice Carlos Espinoza, responsable departamental del Iniaf.

Explica que el “horticultor urbano” es toda persona que acepta el desafío personal de plantar, regar y cosechar los precultivos de hortalizas en espacios reducidos de su casa.

“En la casa ya hemos cosechado entre enero y febrero zapallitos de tronco, pimentón verde y rabanitos, muy ricos, en una caja de madera de un metro cuadrado y 15 centímetros de tierra abonada, que hemos habilitado en un rinconcito del patio, como si fuera jardín”, cuenta Laura Ordóñez que se decidió por la horticultura urbana.

Espinoza indica que después de recibir “las plantitas de hortalizas”, las personas no requieren tener conocimientos de horticultura, sólo plantarlas en cualquier recipiente, puede ser una maseta, cajones de madera, pequeños espacios de tierra abonada o jardines y solamente regarlas dos a tres veces por semana para cosechar tantas veces se pueda y preparar alimentos con verduras frescas y naturales.

Tecnología

Dice que los técnicos y expertos del Iniaf realizan, sobre una superficie de cuatro hectáreas en el Centro Nacional de Producción de Semillas de Hortalizas (Cnpsh) de Villa Montenegro (Sipe Sipe), todas las tareas necesarias para producir las plantitas de las hortalizas y “facilitar al máximo todo el trabajo del horticultor urbano”.

La tecnología de las hortalizas precultivadas comprende otras tareas preliminares como la obtención de variedades de alta calidad, la producción de semilla mejorada, la obtención de plántulas sanas y vigorosas, la formulación de sustratos que acompañen a las plántulas y la producción de medicinas ecológicas para las plantas, explica Hans Mercado, encargado de Producción del Cnpsh.

Agrega que el Centro Productor de Semillas de Villa Montenegro tiene capacidad de producir más de 150 mil precultivos al año de las 13 hortalizas.

18.000
familias plantarán precultivos en distrito municipal

Mediante una alianza estratégica suscrita entre la Fundación Swisscontact, la Alcaldía de Cercado y el Iniaf, alrededor de 18 familias del Distrito 9 realizan varias tareas para difundir en sus comunidades la agricultura urbana y la producción de hortalizas en pequeños espacios de tierra, cajones o masetas.

También está prevista la instalación de viveros hortícolas con sindicatos agrarios en varias comunidades a las cuales el Iniaf transferirá la tecnología necesaria para producir miles de plantas destinadas a mejorar la calidad alimentaria de las familias de escasos recursos económicos, informó la Fundación Swisscontact.

En una primera etapa, unas 10 mil plantas que fueron obtenidas bajo estricto control de calidad por el Iniaf serán entregadas a través del programa Ecovecindarios a los vecinos del Distrito 9 y posteriormente, en la medida que se incremente el interés de los vecinos, irá aumentando la cantidad.

Como una manera de garantizar eficiencia en la producción de hortalizas y facilitar el trabajo de los nuevos horticultores urbanos, la alianza estratégica prevé que los vecinos también tengan acceso al abono orgánico producido por el Programa Cutii (“Volver”, en quechua).

La alianza estratégica se reunirá en marzo con el comité de vigilancia y los presidentes de las OTB del Distrito 9 para definir la estrategia de difusión del programa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia