Limpia tu Alacena de Transgénicos - Greenpeace

Ante la falta de un sistema de etiquetado que le permita a la sociedad conocer con certeza qué porcentaje de su despensa y su alimentación ocupan los transgénicos, Greenpeace pone al alcance de la población una reveladora aplicación para descubrir que tan bajo o alto es el consumo de cada persona de productos que son o contienen ingredientes genéticamente modificados.

A través de la aplicación de internet Limpia tu alacena (1), los ciudadanos pueden elegir las marcas de los productos que consumen de manera regular y automáticamente el programa les dirá si es transgénico o una opción verde, saludable y que proviene de una agricultura social y ambientalmente justa.

Se trata de una herramienta interactiva en la que se puede ingresar cuántas veces se desee e ir eliminando virtualmente del carro de mandado tantos productos como hayas sacado de la lista de compras en la vida real. Tu récord de consumo de transgénicos se irá registrando cada que ingreses y podrás compartirlo a través de las redes sociales.

“Con Limpia tu alacena estamos dando continuidad a nuestra campaña Y tú...¿sabes lo que comes? a través de la cual hemos repartido más de 100 mil guías de transgénicos y consumo responsable. Ya informamos a la gente qué es un transgénico, cómo afecta su salud, al campo, al medio ambiente y en qué productos están; ya dimos alternativas para un consumo sustentable, ahora los estamos invitando a pasar a la acción, el reto es eliminar realmente estos productos de nuestra alacena”, aseveró Aleira Lara coordinadora de la campaña de agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace.

“Las autoridades de nuestro país saben que una sociedad informada es también una sociedad responsable, que demanda normas claras y el respeto a sus derechos. Tenemos el poder de “votar” en el mercado por alimentos libres de transgénicos convirtiéndonos en agentes de cambio, exigiendo al gobierno mexicano el etiquetado de dichos alimentos y la prohibición de siembras de maíz transgénico que contaminará el maíz nativo, base de nuestra alimentación”, abundó Lara.

Actualmente estamos frente a una gran oportunidad que no debemos desaprovechar. Gracias a la presión de organizaciones de consumidores, después de 20 años, los países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) autorizaron el etiquetado de alimentos transgénicos a través de las directrices del Codex alimentario (2).

Con este cambio países como México no tendrán restricciones para exigir el etiquetado de alimentos ni enfrentarán demandas por la OMC acusados de imponer barreas al comercio.

“Ahora tenemos mejores condiciones para que el gobierno mexicano presione a las empresas a que etiqueten sus productos y nos informen si nuestros alimentos son o no transgénicos. Es un derecho que tenemos los consumidores y el gobierno mexicano no puede seguir negándonolo, sobre todo cuando se trata de alimentos que no han sido evaluados correctamente y que han sido señalados por sus posibles efectos dañinos para la salud humana y animal, como la afectación de hígado, riñones, al aparato reproductivo, así como el surgimiento de nuevas alergias. Exijamos con nuestras compras, saquemos a los transgénicos de nuestro campo, de nuestra alacena y de nuestra mesa”, invitó Aleira Lara.

Para llevar a cabo la aplicación ingresa a http://www.greenpeace.org/mexico/limpiatualacena y participa. www.ecoportal.net

Notas:

1. http://www.greenpeace.org/mexico/limpiatualacena/

2. http://www.codexalimentarius.net/web/index_es.jsp

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bio Hackers, la nuevas tendencias que quieren controlar las transnacionales

Semillas Nativas y Criollas Libres de Normas y Leyes

Conozcamos Nuestras Semillas - La Candia